Última hora

Última hora

El día después de los excarcelados palestinos

Leyendo ahora:

El día después de los excarcelados palestinos

Tamaño de texto Aa Aa

Nafez Herez tenía 30 años en 1985, cuando fue condenado a cadena perpetua por la muerte de varios soldados israelíes. Su mujer estaba embarazada. Este miembro de al Fatah ha pasado un cuarto de siglo en prisión, 26 años en los que no vio nacer ni crecer a su hijo y tampoco a su nieto, a los que ni siquiera conocía.

De vuelta a Gaza, su familia le ha recibido con los brazos abiertos. Los sentimientos están a flor de piel. “Después de 26 años preso, este ha sido el primer día en el que me he levantado y mi hijo y mi nieto han venido a abrazarme y besarme. Es algo maravilloso que no sentía desde hace mucho tiempo”, dice.

En Jerusalén este encontramos a Alla Bazian, rodeado de familiares y amigos. Es uno los 95 excarcelados recibidos triunfalmente en Cisjordania. Hace 30 años fue condenado a cadena perpetua por preparar atentados contra el ejército israelí. Está ciego. Perdió la vista mientras manipulaba una bomba. “Estoy muy feliz por estar con mi gente. Los 30 años que he estado sufriendo entre rejas ya los he dejado atrás”, asegura.

Tras la jornada triunfal del martes, estos palestinos, hombres y mujeres, comienzan una nueva vida tras pasar, en muchos casos, décadas encarcelados. Hamás ha ofrecido a los que han llegado a Gaza 2000 dólares y, si la economía gazadí lo permite, un trabajo.