Última hora

Última hora

Anne-Frédérique Widmann: "La inmigración es un as en la manga de la UDC"

Leyendo ahora:

Anne-Frédérique Widmann: "La inmigración es un as en la manga de la UDC"

Tamaño de texto Aa Aa

Conectamos con Anne-Frédérique Widmann, jefa del servicio de investigación de la televisión francosuiza.

Energía nuclear, inmigración… señora Widmann: ¿cómo explica la preponderancia de estos dos asuntos en la campaña?

Anne-Frédérique Widmann:
Respecto a la cuestión nuclear, no hay nada muy original. Se trata claramente del efecto Fukushima, un efecto espectacular porque ha hecho cambiar completamente a la opinión pública. Antes del accidente, los suizos se preparaban para debatir sobre la posibilidad de construir nuevas centrales nucleares. Tras el accidente, el 87% se manifestaban a favor del abandono de la energía nuclear, y pocas semanas más tarde, el Gobierno optaba por esa solución.

La inmigración es un debate muy diferente. Nuestra relación con el extranjero, el miedo a los extranjeros, es un caldo de cultivo electoral para la derecha populista de la UDC, el principal partido de Suiza. Además, este año, la inmigráción se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los suizos.

Ya no se trata de señalar al ciudadano del Tercer Mundo, al solicitante de asilo, a las personas más bien pobres y poco cualificadas. Se señalan a los propios ciudadanos de la Unión Europea.

Hay varias razones que explican ese fenómeno: Suiza se ha beneficiado en los últimos años de los acuerdos de libre circulación. Pero, ahora, los suizos empiezan a notar los efectos negativos de esos acuerdos.

No hay semana en que los sindicatos no denuncien casos de dumping salarial. Es decir, casos de ciudadanos europeos pagados dos, tres e incluso cuatro veces menos que los suizos, y eso es totalmente ilegal.

Por otro lado, los suizos empiezan a sufrir también la presión demográfica. Cada año, de 45.000 a cien mil ciudadanos europeos se instalan en Suiza y eso supone un problema tanto para las infraestructuras, que están ya al límite, como para el mercado de la vivienda que es ya un bien escaso en este territorio.

Fred Bouchard, euronews:
Usted hablaba de la derecha populista, la UDC, a la que se otorga el 29% de las intenciones de voto. Un resultado bastante próximo al de las elecciones de 2007. ¿Ha tocado techo la derecha populista?

Anne-Frédérique Widmann:
Es cierto que la UDC espera un resultado similar, pero el que se haya estancado en ese porcentaje no significa que no sea ya un éxito. La UDC sigue siendo la principal fuerza del país con el 30% de las intenciones de voto, muy por delante del Partido Socialista a quien se le otorga el 20%.

Por otro lado, este año la UDC no ha hecho campaña, no ha sabido crear los acontecimientos emocionales que tanto movilizan a los electores y que también influyen en la agenda de los otros partidos. Por ejemplo, sobre la energía nuclear, la UDC dió un paso en falso, porque era favorable, y tampoco vió venir la crisis provocada por la fortaleza del franco suizo.
Pero a la UDC le queda un as en la manga, que es la inmigración, la relación con los extranjeros.

En estos momentos, el partido aboga por renegociar los acuerdos de libre circulación a la baja y propone cuotas de inmigración europea por nacionalidad.

Es una propuesta que por el momento escandaliza al resto de partidos, que quieren mantener buenas relaciones con Europa. Pero está claro que este asunto continuará dando que hablar en los próximos meses.