Última hora

Última hora

Leyendo ahora:

Del Danubio a las antípodas australianas


musica

Del Danubio a las antípodas australianas

En asociación con

Del Danubio a las antípodas australianas, de la refinada y sofisticada Viena a los paisajes hedonistas de Sydney… La fascinación por los contrastes ha hecho esta reciente gira de la Orquesta Filarmónica de Viena un éxito colosal.

Los músicos de la Filarmónica de Viena se han propuesto llevar a la Ópera de Sydney toda la magia de la música vienesa, con obras de compositores austríacos o relacionados con Viena.

El Danubio Azul de Johann Strauss, hijo, no podía faltar en este recital que incluyó en su programa la “Sinfonía Romántica” de Anton Bruckner.

Así expresa su apreciación de la obra de Bruckner el Presidente de la Orquesta Filarmónica de Viena, Clemens Hellsberg: “En esta Sinfonía nº 4 de Bruckner, en el inicio del primer movimiento, el solo de trompa no es una melodía, es un mensaje de otro mundo, es algo que el compositor no habría podido expresar sólo con palabras. Como dijo en una ocasión Nikolaus Harnoncourt, Bruckner es incomparable, es como una piedra de la luna y no se puede equiparar a ningún otro compositor anterior o posterior a él.”

 

Tobias Lea, viola principal de la Orquesta Sinfónica de Viena, nació en Australia donde se formó como violinista e intérprete de viola. Esta obra tiene una significación muy personal: “Para mí, interpretar a Bruckner esta noche es muy especial porque ésta fue la primera sinfonía de Bruckner que toqué con la Filarmónica de Viena. Recuerdo el sentimiento de júbilo increíble que experimenté la primera vez cuando era un tímido estudiante de 22 años. Cada vez que toco esta obra me trae recuerdos de lo maravilloso que fue la primera vez.”

El maestro Eschenbach es un entusiasta admirador de esta obra de Bruckner que según él le permite expresar…“Absolutamente todo, desde los momentos más gloriosos a los más meditabundos, de las cosas más tristes a las más alegres en la parte del “Scherzo”. Un cúmulo enorme de intensidad en el último movimiento, la obra integra todo lo que la música sinfónica puede ofrecer.”

Este director de orquesta alemán fue elegido por los mismos músicos de la Filarmónica de Viena. La orquesta y su director tienen mucho en común.

Según Eschenbach: “Hay un profundo entendimiento en cada obra musical. He trabajado toda mi vida la música y no hay nada más importante en mi vida… ¡y es más que suficiente!”

Tobias Lea dejó su país hace más de 20 años, pero aún se siente profundamente australiano y orgulloso de serlo. Para Tobias Lea algunas cosas siempre se echan de menos: “En este país está lo que más añoro. Por ejemplo, echo de menos subirme a la tabla de surf. Cuando no estoy tocando la viola, me gustaría poder hacer surfing. Eso es una de las cosas que más echo de menos en Austria : ¡el océano! ¡Australia tiene de todo!

“Comparar Austria con Australia asegura Clemens Hellsberg, Presidente de la Orquesta Filarmónica de Viena es ridículo porque nosotros representamos apenas una pequeña parte de este enorme continente, pero vemos que aquí hay una fascinación por nuestra música. El público está feliz de vernos llegar de tan lejos para tocar nuestra música vienesa.”

En este programa pueden escuchar fragmentos de las siguientes obras:

“El Danubio Azul”, Op. 314 de Johann Strauss, hijo

La Sinfonía Nº 4 en Mi bemol mayor, WAB 104, de Anton Bruckner

La Sinfonía Nº 34 en Do mayor, KV 338 de Wolfgang Amadeus Mozart

“La Obertura Trágica” en Re menor, Opus 81 de Johannes Brahms

Selección del editor

siguiente artículo
Bonus