Última hora

Última hora

Alegría contenida en España tras el adiàos a las armas de ETA

Leyendo ahora:

Alegría contenida en España tras el adiàos a las armas de ETA

Tamaño de texto Aa Aa

Los libros de Historia recordarán el 20 de octubre de 2011 como el día en que ETA renunció definitivamente a la lucha armada. El anuncio que hicieron ayer tres encapuchados de la banda terrorista vasca ha sido celebrado por españoles y vascos y llega a un mes de que tengan lugar elecciones legislativas en España. El presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, considera que se trata de “una victoria de la democracia, la ley y la razón”.

Familiares de víctimas de ETA, como Manuel Giménez Larraz, cuyo padre, el político popular Manuel Giménez Abad, fue asesinado hace 10 años, se preguntan por qué no se produjo hace mucho tiempo, aunque reconocen que sienten un profundo alivio:

- Siento alegría de saber que muchas familias, ninguna familia más va experimentar lo que mi familia ha tenido que vivir, como muchas otras familias españolas han tenido que vivir, a lo largo de los últimos años”

Ante la pregunta de si cree que es un adiós definitivo, Manuel Giménez Larraz lo tiene claro:

- “Yo creo que lo es. Y lo es, no porque haya sido voluntad propia de ETA, sino por el esfuerzo de todos los españoles y también porque ETA no deja de ser un anacronismo en una Europa unida, una Europa moderna en la que las ideas se defienden en los parlamentos y no con las pistolas”.

Medio siglo de terror etarra ha dejado 829 muertos en España, muchos de ellos civiles. Aunque la banda nació durante el franquismo con el objetivo de conseguir la independencia de Euskadi, Navarra y el País Vasco francés, la abrumadora mayoría de sus atentados los perpetró durante la etapa democrática.