Última hora

Última hora

Haile Gebresalassie: "para mí el Príncipe de Asturias es como el Nobel"

Leyendo ahora:

Haile Gebresalassie: "para mí el Príncipe de Asturias es como el Nobel"

Tamaño de texto Aa Aa

Haile Gebresalassie empezó a correr muy joven. De niño tenía que hacer 10 kilómetros diarios para ir al colegio y no los hacía andando. Con el tiempo, se ha convertido en uno de los mejores atletas de todos la historia. El año pasado, y sin que nadie lo esperara, anunció su retirada, aunque luego se retractó. El año que viene luchará por un oro en los Juegos Olímpicos de Londres.

Euronews: “Muchas gracias, Haile, por esta entrevista. Creo que comenzó a correr cuando era un niño para ir a la escuela. ¿Cuándo se dio cuenta de que podría ganarse la vida así? ¿Cuándo fue consciente del talento que tenía?

Gebrselassie: “Cuando empecé a ir al instituto. Era 1987. Y gané los 1500 metros. Estaban buscando a alguien para que representara a la escuela para correr esa distancia e hice todo lo posible para que mis profesores me seleccionaran. Buscaban a tres corredores. Al principio me dijeron que era muy joven. Pero al final accedieron. Y terminé primero. Así que me dije: ¿Por qué no seguir corriendo si lo hago bien? Ese fue el comienzo de mi carrera como atleta.

Euronews: “20 años más tarde, ha recibido el Príncipe de Asturias al Deporte. ¿Cómo se siente?”

Gebrselassie: “Honestamente, para mi este premio es como si hubiera ganado el Nobel. Mire quién lo ha ganado antes que yo. Me hacía mucha ilusión llevármelo y ha sido una gran satisfacción. Creo que el Comité también ha tenido en cuenta mi trabajo en Etiopía y lo que estoy haciendo por mi pueblo”.

Euronews: “En 2010 nos dejó de piedra cuando anunció su retirada. ¿Qué se le pasó por la cabeza en aquel momento?”

Gebrselassie: “Hasta yo me asombré. Hoy cuando me acuerdo de aquello me pregunto si era yo el que hablaba. Creo que estaba demasiado emocionado. Aunque había otras razones. Me había preparado a fondo y sin embargo tuve que abandonar la carrera porque no podía seguir. Luego fui a la rueda de prensa y sentía una vergüenza terrible. No podía expresarme bien delante de todos esos periodistas. Si el deporte es así, pensé, quizá debería dejarlo. Y empecé a llorar”.

Euronews: “¿Ha pensado alguna otra vez cuando colgará los tacos y qué va a hacer a partir de entonces?”

Gebrselassie: “No. Supongo que en el mundo del deporte ese momento llega sin que nadie lo planee. Si intentas hacerlo, seguramente te equivoques. Así que prefieron no pensar si será mañana o el año que viene o en dos años. No lo sé. Pero ahora tengo que seguir corriendo”

Euronews: “Tiene 38 años. Así que no es ningún jovencito. ¿Cree que todavía puede hacerse con el oro en los Juegos de Londres?”

Gebrselassie: “Creo que la próxima zancada en mi carrera son los Juegos. Es el sueño de todo atleta. Y por supuesto que me gustaría ganar el oro. Si no lo consigo, no pasa nada. Pero haré todo lo que esté en mi mano”.

Euronews: “Hace poco Patrick Makau batió el record mundial que usted poseía en maratón. Es mucho más joven que usted. ¿Cree que podrá arrebatárselo de nuevo?”

Gebrselassie: “¿Por qué no? No debemos olvidar que ese día fui yo el que le marqué el ritmo para batir el record. Le había dicho a mis liebres que tenía que bajar de dos horas con cero tres. Que de otra manera, no batiría el record. Mi plan era ese. Quería correr así. Me había entrenado a tope, pero no lo conseguí. Algo no funcionó. Ahora intentaré lo imposible”

Euronews: “Sin duda, es usted uno de los referentes deportivos más grandes de su país. ¿Siente esa presión cuando corre?”

Gebrselassie: “En cierto modo sí. La gente espera algo de mi. No quieren ver cómo Haile Gebrselassie pierde. Quieren verle ganar. Y eso para mi implica una dificultad añadida. Claro que siento la presión”.

Euronews: “Cuando vea que ya no tiene fuerzas para ganar más carreras ¿dejará la competición?”

Gebrselassie: “Si compites, lo haces para ganar. Y si no puedes ganar, si pierdes muchas veces seguidas, para qué vas a seguir compitiendo. Por supuestos la competición implica ganar y perder. Pero si sólo pierdes, es mejor que lo dejes”.