Última hora

Última hora

Libia ante la sharia

Leyendo ahora:

Libia ante la sharia

Tamaño de texto Aa Aa

Para la mayor parte de los occidentales ésta es la imagen de la sharia: lapidación y otras crueles ejecuciones, derechos de las mujeres anulados y un largo etcétera en el que la sola palabra sharia —que significa “camino para respetarla ley de Dios”— provoca miedo.

Por ello, el anuncio de Jalil durante las celebraciones de Bengasi tras la muerte de Gadafi, ha provocado una ola de inquietud en el mundo occidental. No era la primera vez que el jefe del consejo de transición trataba de dejar clara la cuestión:

“Nosotros, como nación musulmana, consideramos la sharia como nuestra principal fuente de ley” declaró Mustafa Abdul-Jalil.

Sin embargo esta vez, ante las advertencias de Europa y Estados Unidos, Jalil ha moderado su discurso afirmando que no habrá una vuelta al pasado para Libia: “Quiero asegurar a la comunidad internacional que nosotros los libios somos musulmanes moderados”

Se trata de un anuncio sobre todo político porque sin duda los islamistas estarán presentes en el próximo gobierno. Será una forma de reconocimiento al papel fundamental que han jugado en la liberación de Trípoli y Bengasi.

Los analistas, sin embargo, no ven una ruptura clara con el régimen de Gadafi. La Libia del dictador era ya un estado islámico, conservador, en el que el Islam servía de fuente de inspiración y la práctica de la fe musulmana era rigurosa.

A partir de ahora lo que determinará el futuro del país será la nueva interpretación que se haga de la sharia. Porque la mayor parte de los países musulmanes la consideran la fuente principal de derecho. Algunos la aplican de forma radical, como los países del Golfo, Irán, Afganistán, Paquistán, Arabia Saudita y algunos países africanos. Por el contrario, en Egipto o en Siria se aplica una versión más moderada de la ley islámica.

La duda ahora es ¿escogerá Libia la vía del progreso y la evolución de la sociedad, o se inclinará por una más arcaica?

Cuando el parlamento libio tenga que adoptar nuevas leyes éstas tendrán que adecuarse a la ley islámica, sin embargo, todo es cuestión de interpretación.

El principal peligro será sobre todo para las mujeres, puesto que la elección de una sharia más moderada o una aplicación radical determinará si pierden o no los derechos que habían conquistado. El divorcio, la poligamia… hay mucho en juego y es posible que las mujeres sean las primeras víctimas de la libertad.

> Eric Chaumont: Libia y Túnez no impondrán una ‘sharia’ a la iraní