Última hora

Última hora

Después del terremoto, la tienda de campaña

Leyendo ahora:

Después del terremoto, la tienda de campaña

Tamaño de texto Aa Aa

El seismo del domingo ha destrozado unos 3.000 edificios. Las consecuencias inmediatas han sido el desplazamiento de miles de familias que no tienen más remedio que esperar una ayuda que tarda en llegar y que creen que está mal coordinada.

Algunos afectados, como la familia Ozlemez, han pasado otras veces por esta situación.

“Este es el tercer terremoto que sufrimos. El primero fue el de Adapazari en 1999, el segundo el mismo año en Düzce y ahora este de Van. El primero sucedió por la noche. Suerte que un mosquito me picó y me desperté antes si no ahora no estaría aquí. En el de Düzce estabamos trabajando en una obra y fuimos a las oficinas cuando sucedió. Esta vez estabamos pintando en la sexta planta y no pudimos salir porque empezaron los temblores. Tuvimos que esperar a que acabasen”, cuenta el padre de familia.

El gobernador de la provincia de Van dice que son 600.000 los afectados por el terremoto. Muchos de ellos pertenecen a una etnia ya de por sí castigada, los Kurdos.