Última hora

Última hora

China al rescate de Europa

Leyendo ahora:

China al rescate de Europa

Tamaño de texto Aa Aa

Sobre la contribución de China al Fondo Europeo Euronews entrevista a Robert Lawrence Kuhn, analista experto en cuestiones chinas.

Seamus Kearney:

Conectamos con Pekín donde está Robert Lawrence Kuhn. La pregunta es: ¿China se convertirá ahora en la gallina de los huevos de oro para Europa?

Kuhn:

Bueno, no se lo digáis a los chinos porque no les gustaría en absoluto. Saben que han trabajado duramente los últimos treinta años, muchos de ellos en fábricas textiles, y se enfadarían mucho si supieran que sus dirigentes políticos han invertido su dinero en comprar deuda de poco valor.

Los líderes chinos se están tomando muy en serio lo que ocurre en Europa por muchas razones.

En primer lugar, la economía de China es muy frágil y el mundo entero depende de Europa como podemos ver. Así que China sabe que la economía de todo el mundo depende de Europa y que a China también el afecta.

En segundo lugar, China sabe que Europa es uno de sus mercados más importantes y las exportaciones siguen siendo una parte enorme de la economía china, por lo que son esenciales.

Y en tercer lugar, China ve el mundo como un mundo multipolar, por lo que una Europa fuerte es necesaria para equilibrar a los Estados Unidos y a Rusia, y China quiere participar. Así que por todas estas razones, Europa es muy importante para China y creo que eso es bueno para el mundo.

Seamus Kearney:

Pero, ¿estamos hablando de una enorme contribución? ¿Qué cantidad de dinero van a aportar los chinos?

Kuhn:

Bueno, en primer lugar, China va a ser muy discreta en cuanto a lo que hace. No va a haber una inversión inmediata en deuda soberana de cada país en particular. Los chinos van a querer trabajar con otros países en el G20 y en particular en el FMI para que haya un enfoque internacional en el que China pueda participar. Quieren enviar al mundo una señal para que se sepa que china apoyará a Europa.

China no va a hacer esto sin esperar nada a cambio. Eso no es necesariamente un quid pro quo, porque Europa por sí misma es suficientemente importante para que se la proteja, pero se espera un reconocimiento de la aportación de China.

Eso se traducirá en una mayor participación en el seno del FMI, en términos de derechos de voto. Va a significar también el reconocimiento de China como una economía de mercado que ha sido muy controvertido como todos sabemos; y también significará la apertura de los mercados europeos a la inversión adicional de China, y más oportunidades. China siente, en cierta medida, en algunas áreas, que está excluida, al igual que en occidente se siente que el mercado chino es a menudo poco favorable para las empresas extranjeras.

Seamus Kearney:

Pero con esas preocupaciones e inquietudes, ¿tiene el pueblo chino suficiente voz en este tipo de decisiones, sobre este tipo de ayuda que se está prestando?

Kuhn:

Bueno, el enfoque de hoy es muy interesante porque la gente tiene una opinión muy fuerte, no es una voz que vaya a las urnas, no es una voz política directa, pero hay algo diferente en la sociedad china de hoy que apreciamos en términos del uso de herramientas como Internet o los teléfonos móviles.

Hay 900 millones de teléfonos móviles, aquí no pasa nada sin que alguien haga una foto y la cuelgue en internet. Hay un gran sentido del nacionalismo, y la sensación de que no quieren que sus líderes hagan cosas que acaben dañando al país y perjudicando al trabajo tan duro que han hecho durante tantos años. Así que la sociedad vigila muy de cerca.

Seamus Kearney:

Robert, sabemos que Europa ha sido criticada en el pasado por no tener un plan alternativo, un plan B en tiempos de crisis, ¿cree que los chinos tienen un plan de seguridad? ¿son lo bastante astutos como para asegurarse de que que saldrán enteros de todo esto?

Kuhn:

Sabes, es muy difícil. Ellos tienen varios niveles de planificación, son muy ansiosos.

Tienen un plan de estímulo económico. Lo que hicieron a finales de 2008, lo hicieron muy rápido, más rápido que cualquier otra nación, y consiguieron que su PIB fuera el más alto del mundo, porque estaban muy preocupados por decenas de millones de personas se quedaran sin trabajo y empezaran a salir a las calles.

Así que están muy preocupados por eso. China tiene una policía interna y una fuerza paramilitar muy importantes para evitar el caos en el país, ya sabe, y la utilizarían porque eso sería el mal menor si se produce un desastre económico. Pero nadie espera que eso ocurra.

Todo el mundo reconoce que hay problemas, pero China puede llegar a ser más autosuficiente y eso es lo que está tratando de hacer. Están tratando de levantar el consumo interno en el país para no ser tan dependientes de las exportaciones y no estar tanto a merced de lo que ocurre en Europa.

Así que si pensamos en dentro de diez años y

la economía china se hace más fuerte desde el punto de vista del consumo interno, China podría ser menos propensa a rescatar a Europa en el futuro. Por lo que ésta puede ser la mejor y la última oportunidad para que Europa pueda solucionar sus problemas con el apoyo de China.

Seamus Kearney:

Robert Lawrence Kuhn, autor del libro “Cómo piensan los líderes de China”, muchas gracias por su tiempo