Última hora

Última hora

La difícil situación de los refugiados del campamento de Shusha

Leyendo ahora:

La difícil situación de los refugiados del campamento de Shusha

Tamaño de texto Aa Aa

Esperan su ración de comida. Estamos en el campo de refugiados de Shusha, en Túnez, muy cerca de la frontera Libia.

Construido poco después del inicio de las revuelta en Libia, en la actualidad acoge a más de 3,700 refugiados de 22 países, de los cuales 8 pertenecen al áfrica subsahariana.

Las organizaciones humanitarias piden ayuda urgente a la Unión Europea.

“Hacemos un llamamiento a Europa, que tradicionalmente ha sido nuestro socio en la ayuda a los refugiados. El reasentamiento es una solución digna para ellos, así que pedimos que nos ayuden y tengan solidaridad con Túnez, que a pesar de estar en un delicado proceso, nos abrieron la puerta”, señala Nazir Fernandes, de UNHCR..

En su visita este lunes al campo de refugiados, el presidente del Parlamento Europeo ha señalado la importancia de encontrar un emplazamiento permanente para los refugiados.

En su día huyeron de países en conflicto como Sudán a Libia, en busca de una mejor vida. Entonces llegó la revolución y ahora se encuentran en Túnez sin saber que hacer.

“Mi madre siempre ha trabajado por nuestra educación. Porque los estudios son muy importante spara mi familia. Yo, y mis hermanos y hermanos estudiamos. Si todo esto no hubiera ocurrido, yo estaría ahora en la universidad”, señala Rania Adriss, una refugiada originaria de Sudán.

“La caída de Gadafi ha permitido a muchos refugiados libios volver a sus casas. Algo que suena casi como un doble castigo para los refugiados subsaharianos, obligados a abandonar no sólo su país de origen, sino también la tierra que los acoge donde su suerte nunca ha sido buena, con o sin Gadafi.” señala la enviada de Euronews Valerie Gauriat.