Última hora

Última hora

La OTAN dice adiós a Libia

Leyendo ahora:

La OTAN dice adiós a Libia

Tamaño de texto Aa Aa

El jefe de la OTAN visita Libia para decir adiós. El secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen, llegó este lunes por sorpresa a Trípoli para entrevistarse con el presidente del Consejo Nacional de Transición, Mustafá Abdeljalil, horas antes de que acabe la operación lanzada por la OTAN hace siete meses. Para Rasmussen, la operación ha sido un éxito:

“Esta medianoche se termina un capítulo de éxito de la historia de la OTAN. Pero vosotros ya habéis empezado a escribir un nuevo capítulo de la historia de Libia: una nueva Libia basada en la libertad, democracia, derechos humanos, el Estado de derecho y la reconciliación”. “Sabemos que no es fácil, que hay desafíos y, si nos preguntáis por áreas donde os podamos ayudar, os ayudaremos”.

Por su parte, el presidente provisional Abdeljalil agradeció la intervención de la Alianza Atlántica que decidió poner fin a su misión después de que, el pasado 20 de octubre, muriera Muamar el Gadafi, el dictador en los últimos 42 años.

Por ello, el cielo libio ya está despejado para volar. Esta medianoche, la OTAN dejará de vigilar su espacio aéreo tras los siete meses de operaciones que permitieron la caída del régimen, incluyendo el uso de bombardeos selectivos. Simultáneamente, el aeropuerto de Trípoli ha abierto oficialmente este mismo lunes, aunque su tráfico todavía es muy limitado.

“El aeropuerto ha empezado a trabajar con 42 vuelos, que son de carácter especial y no comercial”, explicó un responsable militar encargado de la seguridad del recinto. “ A principios de noviembre, se ampliará con los vuelos comerciales”.

Durante estos siete meses, aviones franceses, británicos o estadounidenses han realizado más de 26.000 salidas, de las cuales casi diez mil fueron para atacar o identificar objetivos. A pesar de que las nuevas autoridades libias pidieron a la OTAN que mantuviera sus operaciones, los países occidentales han dado por acabada su misión tras la muerte de Gadafi.