Última hora

Última hora

La primavera árabe continúa en el terreno educativo

Leyendo ahora:

La primavera árabe continúa en el terreno educativo

Tamaño de texto Aa Aa

“Cambiando sociedades, cambiando la educación” ha sido este año el lema de la

Cumbre Mundial de Innovación para la Educación

(WISE por sus siglas en inglés) que se ha celebrado en Doha.

En el programa de debates, la cuestión de los cambios políticos y sociales iniciados por la primavera árabe y el impacto de estas revoluciones en el sector de la educación.

Aquí también se ha hablado de desafíos y reformas, como por ejemplo los nuevos enfoques de la educación que respondan a las demandas de la juventud árabe.

“Creo que ahora es el momento. No nos podemos permitir volver a las formas tradicionaes de aprendizaje y educación. Tenemos que conseguir y asegurar que lo que estamos aplicando, en términos de metodología y pedagogía, es lo que necesitan y requieren las mentes jóvenes”, ha dicho Sheikha Moza Bin, presidenta de Qatar Foundation.

Cada año en este encuentro se discute sobre el uso de las tecnologías y las herramientas necesarias para asegurar un acceso equitativo a la educación.

Otros profesionales tienen una visión diferente y creen que la tecnología no es un objetivo sino un medio y que los viejos enfoques no deben ser totalmente rechazados.

“La innovación no sólo significa que tenemos que aportar algo nuevo. Podemos mirar los viejos modelos con una nueva perspectiva. Eso es lo que se necesita en la región y en el mundo árabe. Tenemos que redefinir las cosas y definir nuestras prioridades en educación y los grandes objetivos de nuesto sistema educativo”, ha explicado Tayseer Al Naimi, exministro jordano de Educación.

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han desempeñado un papel clave para que los jóvenes árabes salieran a la calle y pidieran un cambio en sus países.

Los expertos han dado importancia a las preocupaciones de los jóvenes como las relacionadas con el aprendizaje y los principios democráticos. Han hablado de esto en

un debate dedicado a la educación y el cambio en el mundo árabe.

“Los estudiantes deberían saberse sus derechos y sus obligaciones. Tendrían que saber cómo formalizar una petición a los miembros de gobierno. Deberían aprender a organizarse, a comunicarse de manera efectiva y a participar en su sociedad”, ha declarado Mohammad Faour, del Carnegie Middle East Center en el Líbano.

Pero también se necesita voluntad política y nuevos líderes de las democracias emergentes que puedan abrir el paso hacia una verdadera reforma.

Algunos asistentes hicieron hincapié en que muchos países árabes tienen dinero suficiente para financiar la educación pero estos fondos no se utilizan de la mejor manera.

Mohammed Faraj cree que lo que más hace falta a los jóvenes es motivación: “Los estudiantes de las escuelas y universidades son simples receptores. No aportan mucho. Tienen ideas brillantes pero no se les da la oportunidad de oir su voz. Necesitamos motivación para que las ideas salgan fuera”.

Este estudiante, al igual que otro compañeros suyos, está dispuestos a proponer las líneas que definan la educación del futuro en sus país, Egipto.

WISE ha premiado con medio millón de dólares las ideas para una educación mejor. Además este año ha anunciado un premio para los logros en la consecución del segundo de los Objetivos de Desarrollo del Milenio: la enseñanza primaria universal. La educación es uno de los objetivos en los que Catar espera avanzar más en los próximos años.