Última hora

Última hora

Benigni lleva la sonrisa al Parlamento Europeo

Leyendo ahora:

Benigni lleva la sonrisa al Parlamento Europeo

Tamaño de texto Aa Aa

“La vita é bella”, incluso cuando se habla de Italia en el Parlamento Europeo. El mérito ha sido de Roberto Benigni, que entró este miércoles en el hemiciclo con muletas y un pie roto para participar en un acto organizado por el 150 Aniversario de la Unidad de Italia. Tenía previsto leer un pasaje de la Divina Comedia.

Pero desde el principio, la comedia se centró en la actual situación política italiana.

“Les pido perdón, alguien decidió dar un paso hacia atrás”, dijo aludiendo a su pie y al anuncio de dimisión de Silvio Berlusconi.

“No es verdad, la verdad es que me caí. Está pasando mucho, en Italia, que se caigan personas (de sus cargos)”.

“Y ahora estamos sin gobierno, siguiendo el modelo belga. Un modelo fantástico.

Yo veía Bélgica y me moría de envidia. Más de quince meses sin gobierno. Y nosotros teníamos gobierno, ya ves tú”.

Ante un público compuesto de altos funcionarios europeos completamente entregado, Benigni recordó una de las últimas declaraciones de Berlusconi, durante el G-20, en las que afirmaba que las cosas “no iban tan mal” ya que los restaurantes “están llenos”.

“He comido mejillones y patatas fritas”, decía Benigni (plato típico belga). “Hacía mucho que no comía en Italia, sólo latas de atún. Porque en Italia los restaurantes están tan llenos que no hay sitio. La gente se pega por entrar. Pueden venir a verlo”.

Y hasta tuvo palabras para Grecia, cuna de la cultura occidental. “Solo por esto”, bromeaba, “cada europeo debería darle a Atenas un euro al día”.