Última hora

Última hora

Grecia pone su destino en manos de un tecnócrata.

Leyendo ahora:

Grecia pone su destino en manos de un tecnócrata.

Tamaño de texto Aa Aa

Lucas Papademos, de 65 años, cuenta con el apoyo unánime de la clase política griega, pero su nombre también convence a los acreedores internacionales y a los mercados financieros.

Su trayectoria internacional comienza con sus estudios en Estados Unidos. Tras licenciarse en Física y doctorarse en Economía en los años 70 en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, impartió clases de ésta última asignatura en la Universidad de Columbia.

En 1980 le contratan como consejero en el Federal Reserve Bank de Boston.

Avalado por la sólida experiencia adquirida en el extranjero, vuelve a Grecia en 1984, y un año después le nombran economista jefe del Banco Central griego, del que se convierte en gobernador en octubre de 1994.

Europeo convencido, participa activamente en la campaña para la adopción del euro, y presenta la moneda única como el escudo ideal para proteger las pequeñas economías de los ataques exteriores.

Su sueño se transforma en realidad en 2001.

La Unión Europea le recompensa en 2002, ofreciéndole el puesto de vicepresidente del Banco Central Europeo.

Fue mano derecha de su presidente, Jean-Claude Trichet, hasta el 31 de mayo de 2010, cuando el Gobierno de Papandreou le reclama para que le aconseje sobre el plan de salvamento para Grecia.

Gran conocedor de Europa y rostro familiar para los europeos, Papademos es, según este analista, el hombre de la situación.

Zsolt darvas. Miembro del think tank Bruegel:

“Lucas Papademos fue miembro del Consejo de Gobernadores del Banco Central Europeo, y por lo que sé, está por encima de los partidos políticos. Es una persona capaz de reunir a varias formaciones y dirigir un gobierno ampliamente respaldado tanto por el pueblo como por el actual Parlamento”

Pero los griegos no podrán aparcar de momento la máxima de “austeridad ante todo” que alimenta su cólera desde hace más de un año. Las prioridades de Lucas Papademos seguirán siendo la reducción de la deuda y del déficit para evitar la quiebra del país.

Garante de estabilidad política y de rigor económico, reúne todos los requisitos para tranquilizar a los escaldados mercados financieros.