Última hora

Última hora

Un sargento estadounidense condenado por el asesinato de civiles en Afganistán

Leyendo ahora:

Un sargento estadounidense condenado por el asesinato de civiles en Afganistán

Tamaño de texto Aa Aa

Asesinaron a tres civiles afganos desarmados y después amputaron partes de los cuerpos para llevárselas como “trofeos de caza”. Esas son algunas de las atrocidades por las que el sargento estadounidense Calvin Gibbs ha sido condenado a cadena perpetua.

Ocurrió a principios de 2010 en la sureña provincia afgana de Kandahar. Gibbs era el líder de un grupo de cinco soldados. Se aburrían, así que inventaron escenarios para asesinar civiles. Y mataron a tres. Después se dedicaron a jugar y fotografiarse con los cadáveres y cortaron partes de los cuerpos, que se llevaron como trofeos.

Tres soldados del grupo reconocieron los hechos y ya cumplen condenas de entre 3 y 24 años de cárcel. Aún queda un juicio pendiente. El caso se descubrió cuando durante una investigación sobre el consumo de marihuana en la unidad de Gibbs se encontraron los restos humanos, entre ellos, huesos de pies y manos y un diente.