Última hora

Última hora

Una jornada de trabajo en Fukushima

Leyendo ahora:

Una jornada de trabajo en Fukushima

Tamaño de texto Aa Aa

Ocho meses después de la catástrofe de Fukushima, la prensa ha sido invitada por primera vez a las instalaciones de la central nuclear japonesa. TEPCO ha convocado a los medios, en un ejercicio de transparencia, para demostrar que las condiciones de trabajo de los llamados “Héroes de Fukushima” son menos arriesgadas.

“El entorno ha mejorado mucho, es más estable”, asegura Toshiro Iinuma, uno de los empleados, a pesar de que hace sólo diez días uno de los reactores volvía a disparar las alarmas. De hecho, reconoce que “aún queda mucho camino por delante y no saben exactamente lo que les espera”.

Unos 3300 trabajadores entran cada día en una planta repleta de agua y residuos altamente radiactivos. A la salida, el mismo ritual de limpieza y medición de la radiactividad, como si se tratara de algo normal al final de la jornada de trabajo. Algunos de ellos llevan aquí desde el principio, desde que el terremoto y el tsunami de marzo desencadenaron el peor accidente atómico desde Chernóbil.

Además del enorme coste de la operación, se calcula que el desmantelamiento de la planta de Fukushima llevará unos 30 años.