Última hora

Última hora

Los aspirantes republicanos a la Casa Blanca endurecen el tono en política exterior

Leyendo ahora:

Los aspirantes republicanos a la Casa Blanca endurecen el tono en política exterior

Tamaño de texto Aa Aa

La posibilidad de atacar Irán, de restaurar las torturas de prisioneros de guerra y de eliminar las ayudas al extranjero, han dominado el primer debate sobre política exterior entre los aspirantes a la candidatura republicana a la Casa Blanca. Un debate en el que han mostrado su perfil más duro.

“Si Barack Obama es reelegido, Irán tendrá un arma nuclear. Si eligen a Mitt Romney, si me eligen presidente, Irán no tendrá un arma nuclear”, simplificó el gobernador de Massachussets. Tanto Romney como, otro de los favoritos, el exportavoz de la Cámara Baja Newt Gingrich, no descartaron un ataque militar para disuadir a Irán de avanzar en su programa nuclear.

En cuanto a la congresista Michelle Bachmann, la única mujer en liza, aseguró que si es elegida presidenta restaurará las llamadas “técnicas de interrogación reforzadas” con los prisioneros de guerra. “Recuperaré esa política”, aseguró también Herman Cain, quien descartó que prácticas como la asfixia simulada puedan considerarse torturas.

En cuanto al gobernador de Texas, Rick Perry, ha prometido que no dedicará un céntimo de los contribuyentes a la ayuda exterior si no hay una contrapartida. La campaña de Perry esta en caída libre por sus lapsus y gazapos, en especial, por el que cometió el miércoles pasado en otro debate, cuando olvidó el nombre de una de las tres agencias gubernamentales que eliminaría si fuera presidente.