Última hora

Última hora

Influencia limitada para las agencias de calificación

Leyendo ahora:

Influencia limitada para las agencias de calificación

Tamaño de texto Aa Aa

Limitar el poder de las agencias de calificación de riesgo. Ese es el objetivo con el que la Comisión Europea ha aprobado este martes en Estrasburgo una propuesta de regulación que establece, entre otras cosas, que las agencias informen sobre las razones que provocan un cambio de nota. Queda excluida la posibilidad de crear una agencia de calificación europea, como se barajó al principio de la crisis de deuda. La Comisión prefiere regular el mercado para garantizar mayor competencia entre las tres grandes agencias de regulación: S&P, Fitch y Moody’s. Se acabaron, entre otras cosas, las rebajas por sorpresa. Las calificaciones deberán publicarse al cierre de las bolsas o una hora antes de que abran.

Según explica el comisario europeo del Mercado Interior, Michel Barnier, “necesitamos agencias de calificación que trabajen con rigor, necesitamos más agencias. Hay tres importantes y no son suficientes. Hay que limitar la dependencia de estas calificaciones, para los bancos o las aseguradoras la referencia a la calificación es automática”.

Para garantizar la imparcialidad, el Ejecutivo comunitario pretende introducir la rotación obligatoria, de forma que una misma agencia no pueda calificar al mismo cliente durante un periodo indefinido.

Por otra parte, la Comisión no se ha decidido todavía a prohibir la calificación de la deuda de países rescatados o que negocian un programa de asistencia financiera. Fuentes de la industria han advertido de que la ausencia de calificaciones ahuyentaría definitivamente a los inversores, encareciendo su financiación, como explica un experto: “desde el momento en que el regulador toma una decisión, los mercados se dejan llevar por el pánico y deciden alejarse durante meses como ha sucedido en el caso de Grecia, Irlanda y Portugal. Justo a partir del momento en que se oficializa la decisión. Por lo que la situación solo puede empeorar, en lugar de aportar algún tipo de alivio”.

En cuanto al marco europeo de responsabilidad civil que la Comisión pretende crear para el caso en que las agencias violen la regulación, serán las propias firmas de “rating” las que tengan que justificar su actuación.