Última hora

Última hora

La conexión Monti-Papademos-Draghi

Leyendo ahora:

La conexión Monti-Papademos-Draghi

Tamaño de texto Aa Aa

¿Qué tienen en común Mario Draghi, nuevo director del Banco Central Europeo, Lucas Papademos, nuevo primer ministro griego y Mario Monti, flamante presidente del Consejo italiano?

Los tres forman parte de lo que en Estados Unidos se llama “el gobierno Goldman Sachs en Europa”, el poderoso banco de inversiones estadounidense apodado así por su capacidad para condicionar a los mercados y a los gobiernos.

Mario Draghi, licenciado en Economía por el Instituto tecnológico de Massachussetts, comenzó su carrera formando parte de varios consejos de administración de diversos bancos.

Posteriormente, de 2002 a 2006, fue vicepresidente para Europa de Goldman Sachs. Un puesto clave que incluía la venta de productos financieros sin alertar de los riesgos y operaciones de cambios de divisas que permitían disimular una parte de la deuda soberana de los Estados.

Previo pago de 300 millones de dólares, el banco habría ayudado a Grecia a entrar en la zona Euro.

Draghi asegura que ese tipo de maniobras fueron previas a su llegada al banco y que no tuvo nada que ver con la venta de productos financieros a otros Gobiernos.

Lucas Papademos, el nuevo director del BCE no fue empleado de Goldman Sachs. De 1994 a 2002 fue gobernador del Banco Central griego. Ahora se dice que desde ese puesto ayudó a que su país entrara en la Zona Euro participando presuntamente en la operación maquillaje de Goldman Sachs.

Mario Monti, en cambio, si fue empleado directo de Goldman Scahs. Doctorado por la Universidad de Yale, tras ser comisario europeo, fue nombrado consejero internacional Goldman Sachs en 2005. Monti, como Papademos conocen bien los engranajes de la maquinaria que ahora en teoría están llamados a salvar.

Pero si hoy no se muestran muy elocuentes sobre su pasado o sus relaciones con Goldman Sachs es porque el banco está en pleno centro de la polémica: ya hay varias denuncias en su contra por fraude, tanto en la crisis griega como en la de las subprimes.

Bomberos pirómanos, tentáculos de Goldman Sachs en Europa…más allá de las acusaciones y sospechas que se formulan estos días en los medios internacionales, la cuestión que se plantea para estos tres dirigentes de nuevo cuño es la del conflicto de intereses.