Última hora

Última hora

La solvencia de Francia también plantea dudas

Leyendo ahora:

La solvencia de Francia también plantea dudas

Tamaño de texto Aa Aa

Eso es lo que sostienen el banco alemán Berenber y el Consejo de Lisboa, un think-tank que opera en Bruselas. Ambas instituciones consideran que París no está haciendo los deberes para sanear sus cuentas públicas antes de las presidenciales de 2012. Y han lanzado una señal de alerta.

Según dicen, el crecimiento que ha experimentado la economía francesa en el tercer trimestre no refleja solidez, ya que durante el segundo trimestre la economía se contrajo.

Y además, pese a que el consumo haya aumentado de julio a septiembre, las inversiones empresariales han retrocedido considerablamente. Todo ello resulta inquietante, según un buen número de analistas. Entre ellos, el economista Mathieu Plane.

“Menos inversiones”, explica, “significa menos crecimiento futuro, menos empleos y, sobre todo, indica que estamos ante un fenómeno de ralentización que podría materializarse incluso en el cuarto trimestre del año en un riesgo de recesión. Así que, no entiendo que alguien pueda hablar de recuperación”.

A ello habría que añadir un déficit público del 7%, es decir, el doble de lo que recomienda el Pacto de Estabilidad Europeo. Y una deuda del 81,7% del PIB, que también supera los límites de la tranquilidad.

Por último, el sector bacario tampoco juega a favor. Las entidades francesas figuran entre las más expuestas de Europa a la deuda italiana.