Última hora

Última hora

Los pilares del estado de bienestar español bajo presión

Leyendo ahora:

Los pilares del estado de bienestar español bajo presión

Tamaño de texto Aa Aa

El paro es la principal preocupación de los españoles, el factor que va a determinar estas elecciones legislativas.

Las cifras son dramáticas: cerca de cinco millones de personas no encuentran trabajo. Las medidas de austeridad y el estancamiento de la economía no dejan presagiar una mejoría en 2012.

De los cerca de cinco millones de parados, el 30% son de larga duración. Tras dos años cobrando el subsidio, sólo perciben 400 euros al mes, una ayuda excepcional que el Gobierno socialista prolongó seis meses más el pasado verano.

La financiación del estado social se ve comprometida…su escudo protector ya no cubre a un millón seiscientos mil solicitantes de empleo.

Hay un millón 420 mil hogares en los que no trabaja ningún miembro de la familia, es decir, el 11% de los hogares españoles tienen a todos sus miembros activos en paro.

Otro pilar del estado de bienestar, la enseñanza pública, también comienza a sufrir la presión.

En España las autonomías gestionan el 88% del gasto en educación.

El país destinó el 4,98% de su PIB en 2009, pero una parte de esa suma acaba en subvenciones para los colegios privados, que representan el 33% de los establecimientos.

Este año, la vuelta al colegio en la Comunidad de Madrid ha estado marcada por las movilizaciones contra las reducciones de puestos de profesores en los centros públicos.

Pero los principales temores conciernen a la sanidad pública. En España, el acceso a la salud es universal y gratuito para todos desde 1986, y se financia con los impuestos recaudados por el Estado.

El gasto total en sanidad en España representa el 9% de su PIB, aproximadamente la media en la Unión Europea.

El Estado distribuye a las autonomías un determinado presupuesto en función de su demografía y las comunidades se encargan de gestionarlo.

La sanidad representa el 35% de sus gastos.

Actualmente, la sanidad española presenta un déficit estimado de entre 15.000 y 20.000 millones de euros.

Hospitales, médicos, análisis, todo es gratuito, excepto los cuidados dentales y las gafas. El usuario aporta únicamente una contribución para pagar los medicamentos, una medida de la que están exentos los jubilados.