Última hora

Última hora

El Banco Central Europeo ¿es el último cartucho de la eurozona?

Leyendo ahora:

El Banco Central Europeo ¿es el último cartucho de la eurozona?

Tamaño de texto Aa Aa

Meses y meses de sobresaltos, el nombramiento del italiano Mario Draghi como presidente de esta entidad, reuniones y más reuniones, decisiones y más decisiones, nada.

Nada parece calmar los ánimos de los mercados que estrechan el cerco sobre la prima de riesgo de los países más débiles de la eurozona que tienen que pagar intereses desorbitados por su deuda.

Solo la compra directa de esa deuda por parte del Banco Central Europeo (BCE) alivia la presión.

Hasta la fecha ha gastado 187.000 millones de euros para comprar deuda soberana. La mayor cifra se alcanzó en septiembre pero durante la primera semana de noviembre ha utilizado más de 9.500 millones de euros.

La situación repercute en la economía mundial y desde Washington se piden soluciones: “Hasta que haya un plan concreto y estructurado que envíe el mensaje claro a los mercados de que Europa está comprometida y de que respaldará al euro hasta sus últimas consecuencias, seguiremos viendo toda esta confusión que impera hoy en los mercados”, ha dicho el presidente estadounidense, Barack Obama.

Convertir al Banco Central Europeo en una especie de Reserva Federal Estadounidense —que tiene hasta el 40% de las obligaciones del Tesoro— sería una solución.

Alemania tiene sus dudas, aunque por el momento, el grifo de la entidad con sede en Fráncfort sigue abierto.