Cerrar
Conexión
Por favor, introduzca sus datos de acceso

o Regístrese para obtener una cuenta

¿Olvidó su contraseña?

Skip to main content

Última hora
  • OMS garantiza el suministro 6 meses de equipos de protección contra el ébola (EFE)
  • Incendio en la Maison de la Radio, el edificio de la radio pública en Francia. Se han escuchado varias explosiones
  • Incendio en la Maison de la Radio, el edificio de la radio pública en Francia: los bomberos han evacuado el edificio una vez más y las emisiones se han interrumpido

Hace 7 años, los ucranianos decían basta. Tras unas elecciones presidenciales tachadas de fraudulentas, medio millón de personas se movilizaron durante 15 días hasta que consiguieron la anulación de los comicios y el encumbramiento de uno de los líderes de la célebre Revolución Naranja, Víktor Yuchenko.

Siete años después, ¿que queda del espíritu de la Revolución Naranja? al contrario que gran parte de la población, Yushenko no quiere hablar de fracaso:

“En los cinco años que siguieron a la Revolución, el país cambió, empezamos a respetar más los valores nacionales que nos unen.

La Revolución Naranja fue el primer acontecimiento que nos trajo libertad de elección, ¿por qué no iba a estar orgulloso de ello? ¿por qué ahora la gente habla de derrota?

Si alguna vez hace algo para que la comunidad experimente la libertad, nadie va a conseguir borrar ese logro, porque la democracia no es algo que te de alguien, es algo a lo que no renuncias una vez que lo tienes, y es lo que sucedió en Ucrania, y sucedió gracias a la Revolución Naranja”

Para este analista político que ha participado en las reuniones que se han celebrado en la célebre plaza donde comenzó la revolución hace siete años, aún queda mucho por hacer.

Volodymyr Fesenko. Analista político:

“Maydan” fue un intento de europeizar a las autoridades ucranianas, y al mismo tiempo, de exaltar el patriotismo, pero esas esperanzas no se materializaron del todo, asi que esta revolución está inacabada…y tendrá que concluir con reformas o con una nueva revolución”

Una nueva revolución que tendrá que dotarse de nuevos líderes. Los que encabezaron la de 2004 han caído en desgracia: Yulia Timochenko está encarcelada y Víktor Yushenko completamente relegado al olvido en el terreno político.

Copyright © 2014 euronews

Más información sobre: