Última hora

Última hora

Bruselas presenta su 'hoja de ruta' hacia los eurobonos

Leyendo ahora:

Bruselas presenta su 'hoja de ruta' hacia los eurobonos

Tamaño de texto Aa Aa

Los eurobonos, todo el mundo habla de los eurobonos. La Comisión ha tardado, pero al final ha presentado su propuesta en un Libro verde en el que detalla los vías a explorar para que los países de la eurozona puedan, un día, disponer de un crédito común.

Y a esos que piensan que los eurobonos son una quimera, el presidente de la Comisión les ha responde haciendo memoria, recordando que también el fondo de rescate se pudo ampliar aunque parecía imposible.

Se barajan tres opciones. La primera consiste ni más ni menos en suprimir los títulos soberanos, que serían remplazados por los eurobonos, garantizados por los 17 países de la zona euro.

En la opción número dos, los eurobonos cohabitarían con los bonos del tesoro nacionales, siempre con la garantía de las 17 economías de la eurozona.

En la tercera, los eurobonos no estarían garantizados en su totalidad por el conjunto de la eurozona, sólo parcialmente.

A cambio, Bruselas exigiría poder participar en la aprobación de los presupuestos generales de cada país y poder poner bajo tutela adminsitrativa los países en dificultades. Para el eurodiputado alemán Markus Ferber será dificil:

“No tiene sentido ‘europeizar’ así, lo que significa llevar a un nivel anónimo las deudas de los estados miembros y transferir la responsabilidad de las deudas, así a este organismo anómino” comenta.

Para Guy Verhofstadt, el líder del grupo liberal en el Parlamento europeo, hay una cuarta opción, incluida, entre líneas, en el Libro Verde presentado por la Comisión. Serían los eurobonos temporales, en vigor el tiempo de reducir la deuda.

“Ellos lo proponen, y yo creo que la idea es muy interesante. Se trataría de mutualizar las deudas más allá de un 60 por ciento en un fondo temporal deudas de países miembros de la zona euro y que no hayan recurrido de momento a la ayuda del fondo de rescate europeo, que ya existe” comenta el ex primer ministro belga.

Este libro verde no es más que el principio de un proceso de consultas. Las propuestas y correcciones que puedan surgir no comenzarán a discutirse hasta febrero del 2012.