Última hora

Última hora

Turquía-Chipre:la guerra del gas

Leyendo ahora:

Turquía-Chipre:la guerra del gas

Tamaño de texto Aa Aa

El pasado septiembre, Chipre anunciaba el inicio de prospecciones de gas en el Mediterráneo con la compañía estadounidense Noble energy en su zona económica exclusiva.

El año pasado, el descubrimiento de Leviatán, un nuevo yacimiento con importantes reservas frente a las costas de Israel, Líbano y Chipre despertó todo tipo de apetitos en la región.

El reto es eminentemente económico, pero no exclusivamente. En cuanto se hizo público el inicio de las prospecciones, Ankara estalló en cólera y envió un barco militar turco a la región, precisando que la zona estaría bajo la constante supervisión de la aviación y la marina turcas.

La cólera de Ankara, responde también en parte a sus execrables relaciones actuales con Israel: de hecho, las perforaciones son fruto de un acuerdo entre Chipre e Israel firmado en diciembre de 2010 delimitando sus zonas económicas exclusivas para seguir buscando juntos yacimientos submarinos en las gigantescas reservas naturales de la región. Como vemos en este mapa, en gris, la zona de exploración y de explotación se extiende a las aguas territoriales libanesas, israelíes y chipriotas.

El potencial de Leviathan es enorme: se calcula que se han descubierto 450 mil millones de metros cúbicos de gas, y podrían quedar otros 250 mil millones.

En cuanto al Petróleo, las reservas calculadas rondan los 4 mil millones de barriles.

Ankara no acaba de digerir este acuerdo entre Chipre, Estado al que no reconoce, e Israel. Sus relaciones con Tel Aviv se deterioran a ojos vista desde el asalto israelí al barco turco Mavi Mármara, en mayo de 2010.

Turquía asegura que hasta que no se llegue a un acuerdo sobre la reunificación de Chipre no puede haber explotación de riquezas, porque de lo contrario, los turcochipriotas quedarían excluidos.

Erdogan ha llegado incluso a amenazar con congelar sus relaciones con la Unión Europea si no se hace nada antes de que Chipre asuma la presidencia rotatoria de la UE dentro de 8 meses.

Este conflicto por el gas añade un obstáculo suplementario en la solución del conflicto que vive la isla, dividida desde 1974.