Última hora

Última hora

¿De dónde saldrá el dinero para el Fondo de rescate europeo?

Leyendo ahora:

¿De dónde saldrá el dinero para el Fondo de rescate europeo?

Tamaño de texto Aa Aa

A medida que la crisis de la deuda se agrava, toman fuerza las voces que anuncian la desaparición de la moneda única.

La zona euro, a la que pertenecen 17 de los 27 estados de la Unión Europea, parece dirigirse hacia un abismo de incertidumbres que sólo podrá salir si se amplía el Fondo de Estabilidad Financiera. El fondo de rescate europeo para el que, un mes después de que se aprobara su creación, aún no se ha encontrado modo de financiación.

Paul Hackett, euronews: “Conseguir que los inversiores metan suficiente dinero en efectivo en el fondo de rescate de la eurozona no será fácil. Y teniendo lo poco que queda en la hucha, las perspectivas sobre lo que podría pasar si una de las grandes economías de la moneda única necesitara ayuda, de repente, no son nada buenas”

Actualmente el fondo tiene € 440 mil millones de euros, que no bastarían para salvar a Italia o España, por eso se ampliará hasta, por lo menos, 1 billón.

Para proteger de verdad a toda la zona euro y ejercer de corta fuegos ante los vaivenes del mercado, haría falta sin embargo mucho más.

Según Stephen Fidler, jefe de la delegación en Bruselas del Wall Street Journal, hay que redefinir el papel del Banco Central Europeo: “Incluso en el mejor de los casos, algunas personas estaban hablando hace unas pocas semanas atrás de que el fondo podría ampliarse a los dos billones de euros. Ahora se habla de 1 billón, pero incluso eso está en entredicho. El BCE no está dando señales de que va a estar ahí a largo plazo para apoyar a los mercados y por lo tanto, la confianza se ha evaporado “.

Conseguir que la confianza vuelva a fluir va a ser difícil. Y Alemania, mayor contribuyente de la Unión, sigue mostrándose reticente a autorizar una mayor intervención del BCE tal y como piden otros gobiernos y expertos financieros de la zona euro.

“Ahora mismo creo que es hora de que el BCE entre en juego y lo haga a un nivel muy grande, para llegar como un prestamista incondicional de última instancia. A cambio hay que asegurarse de que los gobiernos de los países en dificultades siguen con las medidas de austeridad, con reformas estructurales”, explica un economista bancario en Bélgica.

Más allá del BCE, todo el mundo se pregunta por los inversores privados con los que se pretende financiar buena parte del fondo. Y todas las miradas apuntan hacia Asia.

“China podría estar dispuesto a invertir en la zona euro, pero no será suficiente para rescatarla. Los líderes políticos de la eurozona soñaron con que China les salvaría de todas sus preocupaciones. Pero era solo un sueño. Nos vamos a tener que despertar, y ver que China podría ayudar, pero no será suficiente. Tenemos que encontrar otras soluciones para combatir la crisis actual”, añade el economista.