Última hora

Última hora

Mijaíl Kasiánov: "Rusia es cada vez más dependiente y frágil porque no hay reformas desde 2005"

Leyendo ahora:

Mijaíl Kasiánov: "Rusia es cada vez más dependiente y frágil porque no hay reformas desde 2005"

Tamaño de texto Aa Aa

Marina Ostrovskaya. euronews:

Para saber más sobre la esperanza de futuro en Rusia nos acompaña desde Moscú Mijaíl Kasiánov, exprimer ministro y ahora uno de los líderes y cofundadores del Partido de la Libertad del Pueblo.

El Ministerio de Justicia ruso ha rechazado la inscripción de esta formación en el registro de partidos para estas elecciones alegando cuestiones de forma.

¿Qué propone su partido a los rusos? está más o menos claro a lo que se opone, pero me gustaría preguntarle más por lo que construiría que por lo que destruiría.

Mijaíl Kasiánov. Cofundador del Partido de la Libertad del Pueblo:

No estamos hablando de destruir cosas. Nuestro partido tiene un programa muy claro. Somos un partido de centroderecha, liberal conservador, si prefiere. Nuestra ideología es de centro derecha.

Para nosotros las prioridades son la supremacía de los derechos humanos y la libertad política.

En el terreno económico preconizamos la economía de mercado regulada por el Estado pero sin intervencionismo estatal.

Queremos hacer de Rusia un Estado democrático con economía de mercado donde los derechos civiles y la libertad política sean las prioridades, que es precisamente lo que representa hoy la Europa unida y nuestro objetivo estratégico.

euronews:

Como economista y exministro de finanzas en los cruciales años 90, lleva tiempo advirtiendo del deterioro que sufrirá la economía rusa si las estructuras políticas no cambian.

M. Kasiánov:

Es cierto, y la principal razón es que desde 2005 no ha habido reformas en Rusia.

Pero nuestro país necesita esas reformas, porque no se han diversificado las fuentes de crecimiento económico. El país depende cada vez más de la coyuntura externa, en particular del precio del petróleo y automáticamente, del gas.

Hoy por hoy las inversiones están estancadas, que es el factor más importante, y tampoco hay crecimiento de la demanda interna.

Por eso somos cada vez más dependientes y más frágiles. Pero por supuesto, mientras el precio del petróleo se siga mantieniendo alto, la situación financiera del país será normal.

euronews:

Usted ataca el actual sistema político pese a que formó parte de ese sistema como primer ministro de 2000 a 2004. ¿Qué le llevó a pasar a la oposición?

M. Kasiánov:

Cuando yo era jefe del Gobierno, Rusia avanzaba en la dirección adecuada. Sí, es cierto que el presidente Putin cometió varios errores en aquella época, y es cierto también que tengo parte de responsabilidad en ello por darme cuenta y no hacer nada, pero pese a todo hubo logros cruciales.

El país entró en una trayectoria de crecimiento económico estable y eso era lo más importante. El nivel de ingresos de la población aumentó cerca de un 15% anual.

Sin embargo, en 2005, después de la tragedia de Beslán, la presión sobre la oposición comenzó a aumentar y el espacio político se comprimió, abriendo una enorme brecha entre el poder y la opinión pública. Y desde entonces, la situación ha ido de mal en peor.

Fue un cambio drástico, y precisamente ese cambio fue la principal razón que me decidió a volver a la política, pero esta vez como parte de la oposición.

euronews:

Señor Kasiánov, muchas gracias por sus respuestas

M. Kasiánov:

Gracias a ustedes.