Última hora

Última hora

Rusia: esperanzas de futuro

Leyendo ahora:

Rusia: esperanzas de futuro

Tamaño de texto Aa Aa

Rusia, una nación que se asocia en muchas ocasiones a fenómenos negativos como la corrupción y la criminalidad.

El país presenta además uno de los índices de suicidios más elevados del mundo.

Pese a todo, Georgiy no contempla la posibilidad de irse. Está convencido de que puede mejorar su vida y la de sus compatriotas.

Su empresa de comunicaciones tiene 30 empleados.

Como todas las PYMES, Laik se enfrenta a innumerables obstáculos burocráticos y legislativos que pueden eternizar los trabajos y disparar los costes, pero cuando le preguntamos si está dispuesto a renunciar, esta es su respuesta:

Georgiy. Empresario:

“No, nunca. La conexión es comunicación, acceso a la información. Hacemos que la gente no se quede encerrada en su mundo, facilitamos el intercambio de información. Y eso es lo que les ofrece mi empresa, una razón de peso para tener una visión más amplia sobre la situación actual”

Elizaveta Glinka es más conocida por los sin techo, los pobres, los enfermos terminales y los blogueros como Doctora Liza.

En 2007 fundó la asociación “Ayuda y Justicia”.

Elizaveta Glinka. Médico

“Empecé con un comedor para 30 sin techo, pero ayer, vinieron más de 133. A parte de eso, les ayudamos a rellenar documentos y enviamos a los enfermos al hospital. Intentamos organizar un servicio médico de urgencia y otro más a largo plazo. También ayudamos a las familias de los más desfavorecidos y alimentamos a 300 personas sin domicilio fijo todos los miércoles en la estación Paveletskiy”.

Especialista en reanimación y en cuidados paliativos, emigró en la década de los 80 a Estados Unidos, donde estuvo cerca de veinte años.

Presidenta de una fundación, el año pasado organizó una recolecta de fondos para ayudar a las víctimas de incendios gracias a una vasta campaña en internet.

Elizaveta Glinka:

“Ahora hay muchas fundaciones, y en algunos sectores logran subsanar las lagunas del Estado, sobre todo en lo que se refiere a las ayudas a los menores. Pero la situación de los adultos y de los sin techo es completamente diferente. En esos casos, la burocracia es impresionante”

Marina es cofundadora de la editorial infantil Girafa Rosa, que en diciembre cumple cinco años de vida.

Madre de tres hijos, Marina constató que en el mercado ruso había muy pocos libros buenos para los niños, y se lanzó a la aventura de la edición con su mejor amiga.

Marina. Editora:

“Al principio no sabíamos nada de las leyes del mercado editorial, no sabíamos por dónde empezar, pero como nuestros primeros libros fueron éxitos contundentes, rápidamente conseguimos hacernos un hueco en este mundillo.

Aunque no se puede decir que nuestra contribución sea muy muy importante, ponemos el alma en cada libro que publicamos. Esperamos que los niños que lean nuestros libros sean personas con capacidad para reflexionar, personas que sepan elegir y asuman sus elecciones y que hagan que el nuestro sea un país bello y próspero”

Y si para unos esa esperanza en el futuro está asociada con el actual partido en el poder, para otros pasa por la oposición, incluidos los partidos que no han podido presentarse a las elecciones.