Última hora

Última hora

El Gobierno británico responde con dureza al ataque a su embajada en Teherán

Leyendo ahora:

El Gobierno británico responde con dureza al ataque a su embajada en Teherán

Tamaño de texto Aa Aa

“Escándaloso” e “indefendible” son dos de los adjetivos que ha utilizado el primer ministro David Cameron para referirse a la pasividad del Gobierno iraní ante el asalto de los estudiantes radicales a las dependencias británicas.

El ministro de exteriores William Hague ha advertido a Teherán que el incidente no quedará impune.

“Por supuesto que habrán aún más consecuencias y más contundentes. Tomamos al gobierno iraní como responsable por no haber cumplido con su deber de proteger nuestra embajada”.

La tensión entre Londres y Teherán ha ido “in crescendo” desde la publicación del último informe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica que dudaba de la bondad del programa nuclear iraní. Siguiendo las recomendaciones de Estados Unidos el Reino Unido decidió prohibir los intercambios financieros con instituciones iraníes, incluido el Banco Central.

Teherán no se quedó atrás y enfrió aún más las relaciones diplomáticas, llegando a amenazar con la expulsión del embajador británico.

El clima de tensión ha provocado que un grupo de radicales, ligados a los Guardianes de la Revolución y a grupos paramilitares, decidieran tomarse la justicia por su mano. Los asaltantes saquearon el edificio principal de la embajada y otro complejo diplomático en el norte de Teherán.

La policía liberó los edificios y soltó a los 6 rehenes retenidos.