Última hora

Última hora

Rusia: oposición en línea

Leyendo ahora:

Rusia: oposición en línea

Tamaño de texto Aa Aa

Carteles de Rusia Unida pueblan las calles de Moscú. Aunque hay menos que durante otras campañas electorales, el partido de Putin y Medvédev está omnipresente en la prensa y en las cadenas de televisión, que emiten constantemente los menores gestos del duo que previsiblemente ganará los comicios.

Para encontrar voces discordantes, discusiones y debates políticos, los rusos se conectan a Internet. Y hay cerca de 51 millones de internautas rusos. Son los más numerosos en una clasificación de 18 países europeos.

La razón es muy sencilla; la red es un espacio de libertad en el país, el menos censurado.

Por ejemplo, las cadenas de televisión emitieron sin sonido este acontecimiento deportivo en el que Putin felicita al vencedor. Sólo en Internet se escuchaban claramente los abucheos del público.

Resultado: 530 mil visitas en 24 horas.

Para el famoso bloguero Anton Nossik, Internet se ha convertido en un medio de referencia:

Anton Nossik. Bloguero ruso:

“Lo que hay que entender es que de todos los medios, Internet es el más independiente y el que tiene más influencia”

Consciente de ello, el Kremlin utiliza las mismas armas. Medvédev está muy presente en las redes sociales, y los grupos de jóvenes que apoyan al Kremlin también son también muy activos, con iniciativas como este ejército de Putin, compuesto por jóvenes dispuestas a “desgarrar” todo por el futuro presidente.

La famosa plataforma live journal, punto de encuentro de todos los blogueros rusos y de la oposición, ha sido víctima de varios ataques cibernéticos, llevando a algunos de sus participantes a buscar plataformas alternativas. Pero Internet sirve también para organizar la resistencia.

Alexei Navalny. Bloguero:

“Nuestra campaña contra Rusia Unida, el partido de “los sinverguenzas y los ladrones” está en Internet. Usamos internet para coordinar a los voluntarios de varias ciudades porque es una infraestructura y es la única a la que nosotros tenemos acceso”

Pero la acción de los blogueros no es suficiente para cambiar las cosas…muchos analistas consideran que sólo un grave deterioro de las condiciones económicas de los rusos acabaría con el juego de las sillas musicales, suceptible de prolongarse hasta 2024.