Última hora

Última hora

El Parlamento Europeo aprueba un código ético para los eurodiputados

Leyendo ahora:

El Parlamento Europeo aprueba un código ético para los eurodiputados

Tamaño de texto Aa Aa

El Parlamento europeo ha aprobado por unanimidad un código de conducta para los eurodiputados. A partir del 1 de enero no podrán recibir regalos de un valor superior a 150 euros, ni ningún pago que no esté justificado. Además tendrán declarar cualquier actividad que pueda suponer un conflicto de intereses. “Es mucho más efectivo que se obligue a los eurodiputados a explicar sus actividades, sus bienes, a declarar cuando tienen relaciones con algún actor económico, a no aceptar ningún tipo de contribución por su trabajo y a que tengan que declararlo, que el conjunto de penalidades que puedan sufrir por no hacerlo”, afirma el eurodiputado socialista español Enrique Guerrero.

La ONG Transparencia Internacional ha alzado su voz contra este código, que, en su opinión, presenta pocas sanciones y muchas lagunas. “El código de conducta no incluye un periodo de espera. Es decir, que en cuanto los eurodiputados dejan el cargo pueden asumir tareas de “lobby”, lo que crea un conflicto de intereses. Además, nos preocupa que las sanciones sean menos importantes de lo que nos gustaría y para los miembros del Parlamento Europeo sigue siendo posible tener un segundo empleo”.

Las nuevas reglas éticas empezaron a forjarse en marzo tras el escándalo protagonizado por tres eurodiputados, atrapados con las manos en la masa, cuando aceptaron un falso soborno del diario británico The Sunday Times. El respaldo abrumador del hemiciclo europeo a la implementación de este código de conducta se daba por descontado, antes incluso de conocer su contenido. Resulta difícil de imaginar que un eurodiputado, cuyo sueldo supera los 6000 euros netos al mes, más otros 4000, también al mes, en concepto de dietas, además de otros gastos, pudiera defender la necesidad de estos extras y costosos regalos tan impopulares, sobre todo, en estos tiempos de crisis.