Cerrar
Conexión
Por favor, introduzca sus datos de acceso

o Regístrese para obtener una cuenta

¿Olvidó su contraseña?

Skip to main content

Rusia se prepara para las legislativas del domingo en un clima de incertidumbre. El poder adquisitivo de los rusos disminuye peligrosamente por la crisis y la falta de reformas profundas en la economía.

En la región de Kurgán, en el interior del país, los médicos y enfermeras acaban de sufrir un recorte del 30% en sus salarios.

La oposición trata en este como en otros lugares de hacerse un hueco ante el potente partido de Putin y Medvedev, Rusia Unida, tal y como explica un dirigente local.

“El interés del gobernador debería ser mejorar la situación de Kurgán, esa es la idea. ¿Por qué nos peleamos?, deberíamos trabajar todos juntos”, afirma Konstantin Beschetnov.

Hay unos 20 millones de pobres en el país y su situación es más grave en provincias, donde los salarios, para el que lo tiene, son insuficientes debido a la inflación galopante.

En la propia región de Kurgán muchas viviendas amenazan ruina y aunque tienen por escrito el compromiso del gobernador de arreglarlas, nada se mueve. La mayor parte de sus inquilinos están en paro y el único lugar donde se crean empleos, Moscú, está lejos de su alcance. Aquí sacar adelante a los niños más pequeños es un tarea titánica.

“Tenemos que cubrirla con una manta para protegerla de las picaduras de los mosquitos. Tengo cuarenta años. Me quedé sin trabajo y me está matando porque no puedo ayudar a mis nietos”, explica una habitante del lugar, Oksana Kharlamova.

Copyright © 2014 euronews

Más información sobre: