Última hora

Última hora

Activistas de Greenpeace entran en una central nuclear francesa

Leyendo ahora:

Activistas de Greenpeace entran en una central nuclear francesa

Tamaño de texto Aa Aa

Greenpeace ha demostrado que es posible acceder al corazón de un central nuclear francesa sin que salten las alarmas y nadie salga a detenerte. Varios activistas han subido a la cúpula de un reactor de la central de Nogent-sur-Seine, a menos de 100 kilómetros de París, donde han desplegado una pancarta con el mensaje: “la seguridad nuclear no existe”. Sólo entonces han sido detenidos. En total, han encontrado a 9 miembros de Greenpeace en diferentes lugares del complejo. Incluso han recogido imágenes en las que una voz en off dice: “estamos enfrente del reactor. Estamos aquí hace unos cuantos minutos y nadie viene”.

Greenpeace ha intentado entrar en otras instalaciones y asegura haberlo conseguido en al menos una más, aunque no dice cuál, lanzado un desafío a las autoridades francesas. “Nuestro objetivo es demostrar la vulnerabilidad de nuestras instalaciones nucleares. En menos de 15 minutos podemos alcanzar el punto más sensible de una central nuclear”, díce Sophia Mjnoni de Greenpeace.

En las centrales nucleares francesas, que presumen de ser las más seguras del mundo, se está registrando hasta el último rincón, en busca de activistas infiltrados. Sus responsables aseguran que no ha habido peligro en ningún momento. Menos convencido se ha mostrado el ministro de Energía e Industria francés: “Si la investigación confirma que han entrado significará que ha habido disfunciones y habrá que tomar medidas para que no se repita”, ha dicho Eric Besson.

Con esta acción, Greenpeace pone en entredicho la auditoría sobre seguridad nuclear encargada por el Gobierno francés tras el desastre de Fukushima, que sólo tuvo en cuenta fenómenos naturales.