Última hora

Última hora

Crece el extremismo y la xenofobia en la UE

Leyendo ahora:

Crece el extremismo y la xenofobia en la UE

Tamaño de texto Aa Aa

La Unión Europea no presta quizá la debida atención a la aparición cada vez más frecuente de nuevos movimientos de tendencias xenófobas en los países miembros. La cuestión es objeto de debate entre académicos, activistas y medios de comunicación, sobre todo a raíz de casos como el del recientemente descubierto grupo neonazi alemán responsable del homicidio de una decena de personas, de entre ellas ocho ciudadanos turcos, en los últimos años.

Internet es caldo de cultivo para simpatizantes de movimientos racistas. El think tank británico Demos ha analizado los mensajes 11.000 personas en más de una decena de países. Y han encontrado fuertes expresiones de islamofobia.

“Creo que muchas personas están a usando el Islam como pretexto para discutir de otras cosas que realmente les preocupan. La realidad es que la mayor pare de los musulmanes europeos son personas democráticas y pacíficas. Están orgullosos de ser musulmanes europeos. Pero muchas veces se les describe en los medios de comunicación como extremistas fanáticos”, explica Jamie Bartlett, de Demos.

En casi todos los países europeos los partidos de extrema derecha están ganando terreno político, como el Frente Nacional francés, con Marine Le Pen como candidata a las presidenciales. El jefe de filas de la tercera fuerza política holandesa tiene que dar explicaciones ante la justicia por incitación al odio. También han resurgido organizaciones extremistas como “La Liga de Defensa Inglesa”, o el movimiento “Paren la Islamización de Europa”, con miles de seguidores.

Emine Bozkurt, S&D MEP: “Estos grupos antiguamente marginales están creciendo cada vez más. Y lo que asusta es el hecho de que los partidos de derechas se apropian de su discurso y lo llevan a la práctica”, explicaba a Euronews una diputada holandesa del grupo de los Socialistas y Demócratas.

Las alarmas saltaron este verano tras la masacre protagonizada por Anders Breivik, el terrorista noruego que mató a 77 personas y que podría evadir la cárcel debido a una evaluación psiquiátrica que le declarado como demente.