Última hora

Última hora

El Reino Unido: Uno contra todos

Leyendo ahora:

El Reino Unido: Uno contra todos

Tamaño de texto Aa Aa

Un Reino Unido aislado en la Unión Europea. Éste es el panorama dibujado tras la Cumbre europea. El Primer Ministro británico lo ha preferido así, antes que permitir que el corazón financiero de Londres se regulase desde el continente.

Para algunos, el veto impuesto por David Cameron a la reforma de los tratados confirma que Londres no quiere ser parte de la nueva Europa.

“La decisión de Cameron, que es, creo yo, hasta cierto punto, una auténtica sorpresa y una conmoción para los europeos, consolida la idea que muchos tienen, de que no podemos construir Europa, la Europa que necesitamos hoy, contando con el Reino Unido”, explica Thomas Klau, jefe del Consejo Europeo para las Relaciones Exteriores.

La arriesgada negociación da alas a los euroescépticos, que abren el debate sobre la permanencia en la Unión. Según analistas como Mujtaba Rahman, de Eurasia Group, queda clara la debilidad de Cameron, “la difícil posición en que se encuentra en su propio país. El hecho es que ahora se ha quedado solo y esto va a hacer mucho más complicadas y más precarias las relaciones del Reino unido con la Unión Europea”.

En el país se debate ahora si de verdad la decisión del euroescéptico Cameron es, como él sostiene, lo mejor para los intereses de los británicos. Porque según los más críticos, el Gobierno ha dejado al país fuera de Europa para proteger los intereses de los bancos.