Última hora

Leyendo ahora:

¿Cómo serán los transportes del futuro?


Sci-tech

¿Cómo serán los transportes del futuro?

Quizás con este reportaje, podamos ver una apuesta europea ya en funcionamiento en el aeropuerto de Heathrow en Gran Bretaña.

“Es lo que llamamos un sistema de transporte personal rápido. Estos vehículos trabajan demanera autónoma sobre un recorrido por el que llevan a los pasajeros del aparcamiento Business del Terminal 5 al edificio principal”, declara Fraser Brown, uno de los máximos encargados del proyecto.

Se llama el pod de Heathrow, pero podría ser en un futuro una buena manera de moverse por la jungla urbana.

En vez de esperar a que llegue el autobús, los pasajeros pueden subirse de manera gratuita a uno de estos taxis del futuro sin conductor.

“Aquí, tenemos un sistema con 21 vehículos que funcionan a la demanda, nos explica Fraser Brown, director de Ultra Global. Uno viene, aprieta el botón como si apretara el del ascensor y las puertas se abren. Buen viaje”.

Parece simple, pero ha sido necesaria una década para perfeccionar el sistema. Este proyecto es fruto de la colaboración de varios proyectos europeos.

La tecnología más moderna se une a la más tradicional o prehistórica, como los neumáticos o la rueda.

Según Adam Ruddle, jefe de la división en la empresa Ultra Global, “las baterías que usamos vienen de España. Ya se fabricaban cuando nos pusimos de acuerdo con el fabricante. Los motores han sido fabricados en Italia y ya se usaban en vehículos eléctricos”.

Aunque no haya pilotos, los llamados pods se controlan desde un centro de control remoto que vigila que todos funcionen sin problemas pese a que no van sobre raíles.

“El vehículo mide la rotación de las ruedas, nos ha declarado Adam Ruddle, así que siempre sabe dónde se encuentra. Utiliza sensores láser para medir la distancia en las curvas a cada lado del carril para no salirse y calcular cómo girar”.

Es un sistema seguro al 99% porque al haber pasajeros, hay un factor humano, que los ingenieros nunca podrán evaluar al 100%.

“Cuando estábamos sentados, pensando dónde poner los botones dentro del vehículo, nos sentamos de manera normal y los botones parecían estar a la buena altura. De lo que nos hemos dado cuenta ahora es que la gente se relaja en los vehículos, se giran un poco y se apoyan en el lateral, presionando los botones con sus hombros”, según Adam Ruddle, ingeniero en Ultra Global.

Es un sistema único por ahora en Europa.

Y tiene grandes ventajas. Al circular por un recorrido de tipo asfáltico y no sobre raíles y sobre todo por no utilizar alta tensión para sus motores, es tres veces más barato que cualquier tranvía.

“Lo que queremos conseguir para seguir avanzando es tomar tecnología de otros sectores como el del automóvil para mejorar operaciones y reducir sus costes todavía más”, ha declarado Fraser Brown, director de Ultra Global.

Selección del editor

siguiente artículo
Nuevo láser para grabar bajo la superficie

Sci-tech

Nuevo láser para grabar bajo la superficie