Última hora

Última hora

Guerra verbal entre Francia y Reino Unido

Leyendo ahora:

Guerra verbal entre Francia y Reino Unido

Tamaño de texto Aa Aa

Las relaciones entre París y Londres pasan por un momento aciago desde la última cumbre europea en Bruselas. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, no hizo esfuerzos por disimular su irritación con el primer ministro británico, David Cameron, a quien incluso llegó a esquivar una encajada de manos tras el veto de Londres sobre la reforma europea propuesta por el eje franco-alemán.

El aislamiento de Reino Unido aun quedó más en evidencia por parte de Sarkozy cuando este compareció ante la prensa para explicar el acuerdo a 26.

Nicolas Sarkozy, presidente francés: “Respecto al desacuerdo con nuestros amigos británicos… pues bien, es muy simple: para aceptar una reforma de los tratados a 27, David Cameron pidió lo que todos hemos considerado como inaceptable… O sea, un protocolo en el tratado permitiendo exonerar a Reino Unido de un cierto número de reglas sobre los servicios financieros”.

Pero de forma informal, el presidente francés habría sido mucho más malévolo. Según el semanario ‘Le Canard Enchainé’, habría comentado: “Cameron se comportó como un chiquillo terco”.

Para el ‘Daily Telegraph’, diario conservador del otro lado del Canal de la Mancha, es evidente que Francia ha declarado una guerra verbal a Gran Bretaña. Como ejemplo, el rotativo transcribe las declaraciones del ministro de Economía galo, François Baroin.

François Baroin, ministro de Economía francés:

“No somos nadie para dar lecciones, pero tampoco para recibir. Hemos recibido algunas y es verdad que la situación económica de Gran Bretaña es hoy muy preocupante y uno prefiere ser francés antes que británico”.

entrevistador: “¿Por qué se mete con ellos?”

Baroin: “Porque no queremos recibir lecciones”.

Y ante la posibilidad de que Francia pierda la triple A, el gobernador de su banco central, Christian Noyer, sugirió esta semana a las agencias que degraden más bien la nota de Reino Unido que la de los países de la zona euro.

La nueva alianza cordial entre París y Londres, ilustrada por la reciente intervención conjunta en Libia y el contacto directo entre Sarkozy y Cameron, ha pasado a mejor vida. Y el resquebrajo de esta relación privilegida franco-británica aparece ahora como otra víctima colateral de la crisis en la zona euro.