Última hora

Última hora

Continúa la protesta contra las legislativas rusas

Leyendo ahora:

Continúa la protesta contra las legislativas rusas

Tamaño de texto Aa Aa

Las calles de Moscú han acogido una nueva manifestación en protesta contra los presuntos fraudes que se produjeron en las elecciones legislativas de este país el pasado 4 de diciembre y que culminaron con la victoria del partido de Vladimir Putin.

El convocante de esta marcha, el partido Iabloko, considera que el sistema actual está corrupto y miente y llama a boicotear lo que denomina pseudo-elecciones.

Paralelamente a este acto, el Partido Comunista ha elegido en un congreso a Guennadi Ziugánov, como candidato para las presidenciales que se celebrarán el próximo 4 de marzo.

En su discurso Ziugánov ha hecho un llamamiento para impulsar la reintegración de la antigua Unión Soviética.

“Vivimos en una época en la que el capital financiero transnacional tiene un poder ilimitado. Todo comenzó por la caída de la Unión Soviética. Podemos denominar al actual sistema económico y financiero como imperialismo. Es algo que presiona a los países y las naciones con la ayuda de los sistemas de crédito, los mecanismos de las divisas y las especulaciones en el mercado financiero”, ha señalado Ziugánov.

Además Ziugánov ha prometido que, si gana las presidenciales, volverá a convocar unas legislativas en las que no exista la más mínima duda de fraude.

Un fraude que descarta completamente el jefe de Gobierno ruso, Vladimir Putin, para quien estas acusaciones no tienen fundamento.“La oposición siempre indicará que las elecciones no fueron limpias”, señala Putin.

Para evitar más suspicacias en próximos comicios el primer ministro ruso ha propuesto instalar cámaras de vídeo para que vigilen día y noche los cerca de 90.000 colegios electorales existentes.

Una iniciativa que llega demasiado tarde para la oposición que ya ha convocado una nueva manifestación en la capital para el próximo veinticuatro de diciembre en la que esperan concentrar, tal y como hicieran hace una semana, a decenas de miles de personas.