Última hora

Última hora

Reacciones dispares en los países asiáticos por la muerte de Kim Jong-il

Leyendo ahora:

Reacciones dispares en los países asiáticos por la muerte de Kim Jong-il

Tamaño de texto Aa Aa

El primer ministro japonés Yoshihiko Noda ha pedido unón y prudencia para evitar una posible crisis en la zona:

“Debemos de asegurarnos de que este suceso repentino no afectará negativamente a la paz y a la estabilidad de la península coreana”

Menos contenida y más contundente ha sido el apoyo de China, el gran aliado de Pyongyang. A lo largo del día, partidarios del régimen norcoreano han acudido a la embajada en Pekín a mostrar sus condolencias. Liu Weimin, un portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores chino ha clarificado:

“China y Corea del Norte se esforzarán para continuar realizando contribuciones positivas conjuntas y seguir desarrollando la amistad tradicional entre nuestros dos partidos, gobiernos y pueblos, preservando la paz y la estabilidad de la península coreana y de la región”.

En Seúl, la otra cara de la moneda. Cientos de manifestantes han salido a las calles del acérrimo enemigo de Pyongyang, Corea del Sur.

“Celebramos la noticia de la muerte de Kim Jong-il, que mató de hambre a muchos norcoreanos. Fue el criminal que hundió el barco Cheonan y bombardeó la isla Yeonpyeong, por lo que nos alegramos de las últimas noticias” dice Choo Seon-Hee, uno de los manifestantes.

En el año 2000, unos cincuenta surcoreanos fallecieron en estos dos ataques ordenados por Pyongyang. Técnicamente las dos Coreas continúan en guerra.

Artículos relacionados
Clinton aboga por una transición pacífica en Corea del Norte