Última hora

Última hora

El difícil papel de la Presidencia polaca

Leyendo ahora:

El difícil papel de la Presidencia polaca

Tamaño de texto Aa Aa

Se acaba a Presidencia polaca de la Unión Europea y en su discurso de despedida del Parlamento Europeo en Estrasburgo, el Primer Ministro polaco Donald Tusk ha manifestado que la crisis financiera a la que hace frente Europa se ha convertido en una crisis política. Y ha añadido que los estados miembros deberían primar el beneficio de la comunidad europea ante el egoismo nacional.
 
 
“El liderazgo de la Unión Europea no puede ser el liderazgo de uno o dos países, aunque sean los más fuertes” – ha señalado Donald Tusk – “Debe ser un liderazgo basado en las instituciones europeas. Si no lo conseguimos, será una lacra para las generaciones futuras pero también para la nuestra”.
 
 
Diferentes expertos creen que Polonia ha tenido que actuar con muchas limitaciones, impuestas por el rol dominante de Francia y Alemania que han asumido la dirección de los asuntos financieros de la UE.
 
Piotre Kaczyński, del Centro de Estudios Políticos Europeos opina que “la presidencia polaca no ha podido participar en las cumbres de la zona euro de julio y octubre. Por ello su rol ha sido puramente práctico a la hora de implementar las decisiones de las cumbres: como pasó con el ‘llamado six-pack’, un importante paquete de medidas legislativas al que dedicaron un gran esfuerzo. Sin embargo, no pudieron estar presentes cuando se tomaron las decisiones sobre el mismo.
 
En los últimos 20 años, desde el fin del comunismo, Polonia – que permanece fuera de la zona Euro – no ha entrado en ningún momento en recesión y las previsiones también la sitúan fuera de la crisis actual.
 
Según Alexander Graf Lambsdorff, Miembro liberal del Parlamento Europeo, Polonia “es el único país de la Unión Europea que no sólo no ha dado ningún paso atrás durante esta crisis de la deuda, durante la crisis del Euro, sino que además su economía ha continuado creciendo”.

Polonia y Alemania, alianza inédita en la UE
 
El aval para que Polonia gane peso en Europa sólo se lo puede dar Alemania. O así al menos parece creerlo el primer ministro polaco Donald Tusk, que ha estrechado codos con la canciller Angela Merkel para sostener la exigencia alemana de un mayor control presupuestario para los países de la Unión Europea. Superadas quedan pues las tensiones vividas durante el gobierno nacional-populista de los hermanos Kaczynski, como explica este eurodiputado liberal alemán. 
 
Eurodiputado liberal Alexander Graf Lambsdorff, grupo ALDE: “Las relaciones entre Polonia y Alemania han sido tradicionalmente más bien tensas, sobre todo bajo el Gobierno de los hermanos Kaczynski. Pero con la llegada de Donald Tusk al puesto de primer ministro polaco hubo una clara distensión de las relaciones con el nuevo ejecutivo alemán. Incluso más que eso, hubo una participación conjunta constructiva en proyectos europeos y comenzó una excelente relación que dura desde hace tiempo.”
 
A pesar del hecho de que alrededor del 70 por ciento de los ciudadanos polacos apoyan la integración europea, todavía hay importantes sectores de euroescepticismo que, esta misma semana, volvían a salir a las calles para mostrar su temor a que la política comunitaria implique la pérdida de soberanía.  
  
Ryszard Antoni Legutko, eurodiputado conservador polaco, grupo ECR, Partido opositor de la Ley y el Orden:
“No ha ocurrido nada, tal y como esperábamos.
No hay nada que realmente sucediera durante lo que ha sido la actuación del apresidencia polaca”.
 
Para Polonia su fe en el euro pasa también por Alemania.
 
Ministro de Relaciones Exteriores de Polonia, Radoslaw Sikorski: “La mayor amenaza a la seguridad y a la prosperidad de Polonia en la actualidad sería el colapso de la zona euro. Y le pido a Alemania, que por su bien y por el nuestro ayude a la eurozona a sobrevivir a esta crisis y a prosperar.”
 
Polonia tuvo que esperar hasta 2004 para entrar a formar parte del club comunitario y hoy goza del privilegio de ser uno de los pocos países miembros con perspectivas de crecimiento económico. En programa, la adopción del euro.  
 
Dominika Cosic, corresponsal polaca en Bruselas: “Seis meses de nuestra presidencia han sido una buena oportunidad para explicar a los ciudadanos polacos lo que significa la Unión Europea, cómo se ve, cómo funciona y dónde está el lugar de Polonia dentro de la UE.”
 
Vano esfuerzo de la presidencia polaca para apoyar a sus vecinos del este
 
 
A pesar de que los acontecimientos en el mundo árabe podían haber robado todo el protagonismo, en la Unión Europea la Presidencia polaca no ha querido olvidarse del Partenariado Oriental, aunque ha sido fácil.
 
Varsovia ha intentado ayudar a sus vecinos del noreste europeo, en especial a la sociedad civil, a través un nuevo instrumento, la Dotación Europea para la Democracia.
 
 
“Durante estos últimos seis meses, se ha conseguido llegar a un acuerdo comercial y un acuerdo de asociación con Ucrania”- ha declarado
Jacek SARYUSZ-WOLSKI, Eurodiputado polaco y miembro de Euronest-. “No obstante, con Bielorrusia no ha habido ningún cambio positivo, ni tampoco una apertura hacia Georgia, por decisión del Parlamento Europeo. En las relaciones con Moldavia la evolución ha sido positiva”.
 
 
Sin embargo, en la reciente Cumbre entre la Unión Europea y Ucrania, los líderes europeos han decidido no firmar el acuerdo de asociación hasta que se resuelva el caso de Yulia Tymoshenko, líder de la oposición que se encuentra encarcelada. Para Michael Emerson, del Centro de Estudios Políticos europeos, “La democracia en Ucrania ha dado un paso atrás con el presidente Yanukovych. Además podemos ver otros signos desfavorables; por ejemplo, los indicadores internacionales reflejan que la corrupción ha aumentado”.  
 
 
Mientras que las relaciones entre la Unión Europea y Ucrania permanecen estancadas, la situación con Bielorrusia ha empeorado. El régimen de Aleksandr Lukashenko ha cargado contra manifestantes pacíficos, arrestando a activistas y a periodistas.
 
Según Zhanna Litvina, de la Asociación Bielorrusa de periodistas, ’‘Desde enero y a lo largo del año, se ha utilizado todo un arsenal de tácticas contra los periodistas independientes. Lamentablemente, los periodistas bielorrusos saben bien cómo se siente uno cuando es detenido por hacer su trabajo”.

La presidencia polaca apuesta por el gas pizarra
 
Alternativa energética o amenaza para el medioambiente, basándose en la experiencia de EEUU la presidencia polaca ha alentado la búsqueda de yacimientos de gas pizarra. Lo ha hecho confiando en que su extracción signifique una mayor independencia del gas ruso para Polonia y para otros países, por ejemplo Ucrania.
 
Lena Kolarska-Bobinska, eurodiputada polaco: “El gas pizarra no es un fantasma, el gas de esquisto es simplemente otra forma de gas que se extrae de manera un poco diferente. Todas las fuentes de energía son peligrosas o seguras, depende de cómo las utilicemos”.
 
Para muchas economías se trata de una importante apuesta de futuro. Para los ecologistas, existen importantes riesgos de contaminación de pozos de agua potable y de escapes de metano.
 
Lisette van Vliet, Asesor Tóxicos Política, HEAL (Salud y la Alianza para el Medio Ambiente): “Lo que vemos es que los riesgos son muy altos, tanto para el medio ambiente como para la salud debido a la contaminación de las aguas subterráneas, la contaminación del aire, contaminación acústica…, porque acabará con tierra cultivable, con la salud de los trabajadores.”
  
Una cuarta parte del gas natural que se consume en EEUU ya es gas de esquisto. 
Francia en cambio ha prohibido por ley el uso de la fracturación hidráulica, la técnica de extracción de este gas que implica el bombeo de agua, arena y agentes químicos a gran profundidad bajo tierra.
 
Mientras, Polonia concede licencias de explotación a compañías como ExxonMobil.
 
Heinrich Herm Stapelberg, Gerente de ExxonMobil en Europa Central: “Necesitamos más gas natural para Europa. Es la fuente de energía fósil más limpia, la produce menos emisiones de carbono”.
 
La Comisión Europea presentará el año que viene una propuesta sobre la cuestión que aúne la normativa territorio en europeo.