Última hora

Última hora

Lucha por el poder en el gobierno iraquí

Leyendo ahora:

Lucha por el poder en el gobierno iraquí

Tamaño de texto Aa Aa

El vicepresidente de Irak, Tareq al Hashemi, suní, aseguró ser inocente de todos los cargos que le imputan. Dice que no piensa volver a Bagdad y que si le quieren juzgar que lo hagan en Erbil, la capital del Kurdistán iraquí donde se encuentra: “Estoy dispuesto a comparecer delante de un juez, junto a mis guardaespaldas. Pero para tener las mínimas garantías de justicia, tengo varias objeciones contra las investigaciones preeliminares que han sido dirigidas por la Brigada de Bagdad, la policía federal o el espionaje militar”.

En Bagdad el portavoz del ministerio del Interior, general Adel Daham, informó de la orden de detención contra Al Hashemi. Presentó los testimonios de tres detenidos, entre ellos dos agentes de policía. Declararon que trabajaban para Al Hashemi, quien supuestamente les había dado instrucciones para llevar a cabo atentados terroristas.

El portavoz de la Casa Blanca precisó que seguían el asunto con atención: “Lo que podemos decir es que seguimos esto de cerca, que se ha dictado una orden de detención contra el vicepresidente Tariq al-Hashemi. Estamos en contacto con todas las partes a las que hemos expresado nuestra preocupación sobre estos hechos”.

El vicepresidente perseguido es uno de los dirigentes del bloque político Al Iraqiya, el segundo más importante de Irak donde tiene una gran implantación. Tiene ocho ministros en el gobierno de unidad nacional de Nouri al Maliki.