Última hora

Última hora

Dúo de pianos de Katia y Marielle Labèque

Leyendo ahora:

Dúo de pianos de Katia y Marielle Labèque

Tamaño de texto Aa Aa

Cuatro manos, dos hermanas: es el dúo de piano más conocido en el mundo : Katia y Marielle Labèque, oriundas de Bayona, en el Pais Vasco francés.

Esta gira les lleva a Bruselas, donde han dado un recital con la Orquesta Filarmónica Real de Flandres.

Las hermanas tocan juntas desde hace 30 años y están totalmente compenetradas : Katia es mas vibrante, mientras que Marielle es más tranquila y romántica.

Una vida en común que describe Katia como un milagro : “El equilibrio es como un milagro. Somos felices al compartir juntas nuestras vidas. Por eso, creo también que estamos encantadas de tocar juntas.”

Mientras que Marielle asegura que compartir es vivir: “Compartimos todo, alegrías y penas, y sobre todo música y viajes. Tenemos mucha suerte.”

Las hermanas heredaron su pasión por este instrumento de su madre italiana, que era profesora de piano.

Tocar el piano en dúo es un auténtico desafío porque no se ven las manos del otro. Hay que aprender a respirar al mismo tiempo y a un mismo ritmo.

Con los años de experiencia, Marielle Labèque, dos años menor que su hermana, encuentra más y más libertad en el diálogo a dúo entre dos pianos :

“Lo más hermoso, después de tantos años tocando juntas, es lograr cierta libertad y no sentirnos como al principio o bien llegar a un punto en el que tocar se vuelve algo mecánico, como le ocurre a muchos dúos, porque están demasiado pendientes de tocar con el otro y se vuelve algo rígido. Es como una especie de metrónomo. Y a veces, precisamente es mejor tomar riesgos y aprender de verdad a respirar juntas.”

El repertorio para dos pianos y orquesta es limitado, por lo que las hermanas Labèque han creado una fundación para estimular la composición de nuevas obras.

Pero hay una pieza que les acompaña desde sus primeros conciertos, Marielle Labèque habla de la obra de Poulenc : “Es una obra muy bonita que me da mucha energía. Poulenc hablaba de esta obra en términos de grandeza, energía y violencia. No encuentro este concierto particularmente violento, pero energía sí, es cierto, y está tan bien escrito. Es su estilo, es decir, que al utilizar

los acordes de otros compositores, un poco de Mozart, un poco de Stravinsky, un poco de Ravel… con un poco de todo, él crea su propio lenguaje.”

Katia Labèque da la réplica a su alter ego : “Es muy sensible, es muy emocionante. Es muy poético. Hay mucho humor, pero nunca llega a ser pretencioso, nunca es pesado, nunca es pomposo.” Y su hermana Marielle afirma que es muy suave también.

Las hermanas Labèque se sienten como en casa en los escenarios de todo el mundo. Pero hay algo que sigue siendo un desafío y es tocar con un instrumento diferente en cada ocasión.

Katia Labèque : “Cada tarde tenemos que adaptarnos a un instrumento nuevo. Esa es la primera dificultad. Además, es un instrumento enorme, como un gran animal negro. Así que realmente no podemos tenerle en los brazos, aunque finalmente, acabamos abrazándolo. Pero claro, en el sentido figurado.”

Katia y Marielle Labèque viven juntas en Roma, en un palacete barroco, que fuera la antigua residencia de Lucrecia Borgia.

Katia Labèque en su particular lucha contra la rutina nos confía su secreto : “Lo que es milagroso después de tantos años es que el deseo de tocar juntas sigue en pie. Y esa es la mayor sorpresa.”

En este programa pueden escuchar fragmentos de la obra :
Concierto para dos pianos en Re menor, Francis Poulenc.

Si desean escuchar otros fragmentos de nuestra entrevista con las pianistas Katia y Marielle Labèque, en francés, por favor haga click en el siguiente enlace: http://fr.euronews.net/2011/12/21/interview-avec-les-soeurs-labeque