Última hora

Última hora

División entre Francia y Reino Unido por los implantes mamarios de la empresa PIP

Leyendo ahora:

División entre Francia y Reino Unido por los implantes mamarios de la empresa PIP

Tamaño de texto Aa Aa

División de opiniones sobre el tratamiento que tienen que seguir las mujeres que llevan los implantes mamarios de PIP.

Mientras que el Gobierno francés ha recomendado a las 30.000 mujeres galas que retiren cuanto antes sus prótesis de silicona por su caracter inflamatorio, el británico ha dicho que antes de hacer nada conviene consultar con un médico.

“No podemos tener dos normas diferentes, no puede ser que Francia tenga una regla y nosotros otra. Estamos todas en el mismo barco, llevamos los mismos implantes”, decía una afectada británica.

El Reino Unido ha preferido no alertar a las casi 40.000 mujeres que llevan ese tipo de implantes, argumentado que no hay por el momento evidencias de su toxicidad.

“Estamos en una posición en la que no tenemos ni seguridad ni ninguna evidencia para justificar la extracción de los implantes. Conviene recordar que retirar los implantes requiere una operación con anestesia y eso supone un riesgo en si mismo”, declaraba el ministro británico de Sanidad Andrew Lansley.

En total se estima que unas 300.000 mujeres en el mundo llevan estos implantes.

Las autoridades sanitarias francesas han negado que las prótesis sean cancerígenas aunque el riesgo de rotura e inflamación es bastante elevado.