Última hora

Última hora

Campeones que nos dejaron en 2011

Leyendo ahora:

Campeones que nos dejaron en 2011

Tamaño de texto Aa Aa

Fueron campeones que ya no están entre nosotros. Rendimos tributo a los deportistas que nos han dejado en 2011, comenzando por la tragedia del Lokomotiv. Los 37 integrantes de ese equipo ruso de Hockey fallecieron el pasado 7 de septiembre cuando su avión se estrelló al noreste de Moscú. La noticia dejó sin aliento a toda una nación.

Lo mismo ocurrió con la muerte de Severiano Ballesteros en España. No hay muchos golfistas que puedan igualar su palmarés. Número uno del mundo, cinco grandes y once victorias en la Ryder junto a José María Olazabal. Un mito ya en vida, que falleció el siete de mayo, tras una larga lucha contra el cáncer.

También el día 7, pero de noviembre, nos dejó Joe Frazer. Smoking Joe tenía sesenta y siete años, un campeonato olímpico, y dos títulos mundiales de los pesos pesados. Fue el gran rival de Mohammed Ali entre los años sesenta y setenta. Su crochet de izquierda era devastador.

Una curva mal tomada, la trazada se envenena y la mala suerte hace el resto. Marco Simoncelli falleció el pasado 23 de octubre en el circuito de Sepang con todo el futuro por delante. Era la gran promesa del motociclismo italiano, el sucesor natural de Valentino Rossi. Tenía sólo veinticuatro año. El “paddock” aún no se ha recuperado de su pérdida.

Tampoco lo ha hecho de la muerte de Dan Wheldon. El campeón británico de fórmula Indy murió en Las Vegas una semana antes que Simoncelli. En la vuelta número doce se vio en envuelto en un aparatoso accidente múltiple que lo catapultó contra el muro de seguridad. En su palmarés tenía un campeonato mundial de Fórmula Indy y dos victorias en las quinientas millas de indianápolis.

Gary Speed comenzaba una nueva carrera profesional como seleccionador galés. Como jugador había sido una leyenda, con más de 500 partidos en la Premier. Y como entrenador comenzaba a despuntar, pero nadie sabe por qué, decidió bajarse de la vida en marcha. Apareció ahorcado en su domicilio el 27 de noviembre con 37 años.

Y cómo olvidarse de Sócrates; uno de los mejores mediocampistas que ha dado Brasil. Pelé lo veneraba. Sócrates se hizo famoso en el Corintians y la misma tarde que falleció, su equipo volvió a proclamarse campeón de la liga brasileña, tal y como había soñado el futbolista en una entrevista que concedió años antes a una televisión de su país.