Última hora

Última hora

El escándalo de los implantes mamarios PIP arroja nuevos datos

Leyendo ahora:

El escándalo de los implantes mamarios PIP arroja nuevos datos

Tamaño de texto Aa Aa

La sociedad francesa que comercializó las protesis potencialmente cancerígenas hasta 2010 habría utilizado silicona industrial de varios proveedores. El mayor distribuidor mundial de productos químicos, el grupo alemán Brenntag, y el fabricante radicado en Lyón Bluestar International aseguran haber vendido silicona para uso industrial, algo que desmiente PIP.

Se estima que hasta 500.000 mujeres de todo el mundo llevan los controvertidos implantes, más quebradizos y potencialmente nocivos para la salud.

Jean-François Granat, portavoz de Bluestar International, confirma que han vendido, a través de sus distribuidores, productos de la gama Rhodorsil, una gama destinada al uso industrial. “Con ella se fabrican ruedas o componentes que evitan que se forme espuma al extraer petróleo y se tratan las aguas residuales” señala.

En Francia, las autoridades sanitarias han reconocido 20 casos de cáncer en mujeres con prótesis PIP y han recomendado la retirada de los implantes.

En España la situación es diferente como explica una afectada: “No hay estudios ni a corto ni a largo plazo sobre de lo que puede pasar con nosotras llevando un gel industrial en nuesto cuerpo. Creo que si Sanidad lo ha retirado del mercado, también tiene que estar retirado de nuestro cuerpo” afirma.

El cirujano plástico, Jaume Serra, denuncia un fallo del sistema de vigilancia: “Nadie quería que se supiera que el sistema de vigilancia fallaba. Ha fallado en España porque nadie lo notificaba, pero es que nadie lo notificaba tampoco en Francia ni Inglaterra, porque los congresos de cirujanos están patrocinados por las casas comerciales y nadie quiere hablar mal de su patrocinador” explica.

Las autoridades sanitarias españolas consideran que no es necesario extraer las prótesis PIP y recomiendan a las afectadas revisiones periódicas.