Última hora

Última hora

España: austeridad para evitar un escenario a la griega

Leyendo ahora:

España: austeridad para evitar un escenario a la griega

Tamaño de texto Aa Aa

Tradición obliga: pese a los malos augurios para la economía, los españoles recibieron el nuevo año con la sonrisa puesta y comiéndose las doce uvas portadoras de buena suerte.

Seguramente 2012 no marcará el fin de la crisis, pero aquí todos se dicen dispuestos a combatirla.

José Vicente Muñoz:

“¿La crisis? ya saldremos de la crisis entre todos. ¿Cómo? luchando, trabajando”

La víspera, cuatro ministros del nuevo Gobierno conservador anunciaban las primeras medidas de austeridad para reducir el déficit público.

Soraya Sáenz de Santamaría. Vicepresidenta y portavoz del Gobierno español:

“Estas medidas son el inicio del inicio. El inicio de un paquete de reformas estructurales que tienen por intención corregir el déficit público y volver a dinamizar nuestra economía”

La receta consiste esencialmente en aumentar los impuestos sobre la renta y los bienes inmuebles para recaudar seis mil millones de euros, y un recorte de los gastos de 8.900 millones de euros congelando los salarios y la contratación de funcionarios.

En la calle, el anuncio ha sido recibido con un sentimiento de resignación o de injusticia, según los casos:

Ángel Ramírez:

“Habrá que asumirlos. Yo creo que en cierta medida nos afectará a unos más que a otros, pero no habrá más remedio”

Isabel:

“Estoy totalmente en desacuerdo porque siempre restringen a los más necesitados todas las ayudas, van a quitar la ayuda del alquiler, van a congelar el salario mínimo, y yo creo que deberían pensar más en congelar otros salarios que a lo mejor son más altos y menos necesarios”

Otra de las medidas adoptadas, sin precedentes en la democracia española es la congelación del salario mínimo interprofesional, que es actualmente de 641 euros, el más bajo de la Europa de los 15 después del de Portugal.

El Gobierno tampoco excluye la posibilidad de tener que aumentar el IVA en marzo, durante la elaboración del primer presupuesto. El IVA español está en el 18%, el más bajo de Europa después del de Chipre.