Última hora

Última hora

No creo que la cultura pueda cambiar los valores de la Bolsa

Leyendo ahora:

No creo que la cultura pueda cambiar los valores de la Bolsa

Tamaño de texto Aa Aa

Umberto Eco, célebre escritor, filósofo y lingüista italiano habla sobre el fin de la era Berlusconi y la crisis en Europa. El autor de “La estructura ausente”, “El nombre de la Rosa” o “El péndulo de Faucault” no tiene respuestas a la crisis económica europea, pero plantea algunas cuestiones.

Euronews: Umberto Eco, el tema de lo falso está en el corazón de su última novela “El Cementerio de Praga”. “Lo que se esconde detrás de las cosas”, ¿es una definición que se aplica a Silvio Berlusconi?

U. Eco: No, mi novela trata sobre los falsificadores de dossiers. Es cierto que Berlusconi produjo documentación falsa para acabar con sus adversarios políticos, si lo ve Ud. así, entonces puede haber cierta relación, pero ya que mi novela trata sobre los protocolos de los sabios de Sion, con todo lo que ha representado en la Historia de la Humanidad, yo no diría que Berlusconi haya llegado a tanto.

Euronews: ¿Cómo Silvio Berlusconi ha podido permanecer tanto tiempo en el gobierno de Italia? ¿Cuál es su receta mágica?

U. Eco: Berlusconi ha sido y es un gran comunicador, es también un seductor, bueno, en todo caso, seduce al público de 50 años o más, es decir el público que ve la televisión, que ve sus cadenas de televisión. Pero, él no consiguió la mayoría, gobernó siempre con un 30 o un 40% y una ley electoral que le permitió dominar el parlamento.

Euronews: ¡Y dominarlo durante mucho tiempo!

U. Eco: Sí, mucho tiempo… pero, afortunadamente, el resto de Italia ha logrado resistir. ¿Cómo Italia pudo aceptar a Berlusconi? Un periodista alemán me hacía la misma pregunta y yo le respondí : ¿Cómo Alemania pudo aceptar a Hitler? ¿Cómo Francia pudo aceptar Vichy?… A principios de los 90, hubo una gran crisis de la democracia cristiana que prácticamente se hundió y quedó un vacío enorme. Berlusconi tuvo la inteligencia política y la sagacidad para hacer alianzas sin objetivos ideológicos, como si fuera un mercado de vacuno y así logró engrosar su ganado. Ahora, los católicos se han percatado de que había algo que no funcionaba, se retiraron y así el vacío ha desaparecido.

Euronews: Sin embargo, Berlusconi ya no está en el poder pero es debido a una crisis externa que afecta a Italia, la crisis del euro, y no debido a la resistencia del pueblo italiano…

U. Eco: No estoy de acuerdo, Berlusconi ha tenido contínuas críticas por gran parte de la prensa e intelectuales del país que han servido para devastar su imagen, mostrando sus flaquezas, y en cierta manera, Berlusconi ha tenido que ceder ante la evidencia de que ya no era aceptado por los líderes europeos. Su caída coincide con el hecho de que Italia ahora está representada por un hombre respetable.

Euronews: Precisamente, ¿Qué opina Ud. sobre cómo Mario Monti se ha convertido en Primer Ministro? ¿acaso no hay una crisis de la democracia europea?

U. Eco: No, la Constitución italiana, que quizá esté considerada como una de las más avanzadas del mundo, pues fue redactada tras la Segunda Guerra Mundial para evitar cualquier riesgo de dictadura, dice que el Presidente de la República, elegido por el Parlamento, puede en ciertas circunstancias proponer un gobierno técnico que puede ser aprobado o rechazado por el Parlamento. Así que todo se ha desarrollado según la Constitución.

Euronews: ¿No ha habido un golpe de Estado financiero?

U. Eco: En absoluto, pero si usted quiere puede dar rienda suelta a la paranoia del complot universal, y pensar que detrás de todo están los judíos, los francmasones, y no sé que más…

Euronews: No, más bien pensaba en el terreno sociológico… el ejemplo de Grecia e Italia, y la ausencia de un referendum en Grecia.

U. Eco: Ha habido problemas financieros, como en otros países de Europa, y Berlusconi no era capaz de resolverlos, incluso sus hombres de confianza comenzaron a alejarse. Como él creó un Parlamento con una ley absurda que permitía que los diputados fueran elegidos por el Presidente y no por el pueblo, entonces se fue rodeando de Yes men, gentes sin ética que le decían sí a todo, y en un momento dado, estuvieron dispuestos a traicionarle, tal como se ha comprobado.

Euronews: ¿La crisis del euro es para Ud. una fuente de inspiración para un libro o una novela?

U. Eco: No…. ustedes tienen la mala costumbre de pensar que los escritores somos como un oráculo, y hay preguntas a las que un escritor no puede responder, pero sí es una pregunta que puede hacer un escritor. ¿Cree Ud. que la crisis del euro puede constituir un elemento positivo para crear nuevas ideas?

Euronews: Precisamente en este período de crisis, ¿Cuál sería su respuesta por medio de la cultura?

U. Eco: Yo no resuelvo las crisis económicas, soy una víctima más, que también ha sufrido pérdidas…(se ríe)

Euronews: La cultura, ¿puede dar un sentido a Europa?

U. Eco: Simplemente, pienso que hay una identidad cultural europea que no se puede definir claramente porque es impalpable, y sin embargo existe. En base a esa identidad cultural, hemos podido pensar una Europa política y económica. Pero llegado a ese punto, no tengo competencia alguna para hablar de la economía europea y no sería honesto hablar de ello por televisión.

Euronews: La Europa económica está tambaleándose, ¿La cultura puede aportar soluciones?

U. Eco: No creo…

Euronews: ¿Está usted seguro?…

U. Eco: No, no creo que la cultura pueda cambiar los valores de la bolsa… ni si quiera Homero podría hacerlo…

Euronews: Hoy día, en este período difícil para la Unión Europea, ¿Sigue usted teniendo un fuerte sentimiento de ciudadanía europea ?

U. Eco: ¡Sí, sigue siendo intenso desde mi juventud!