Última hora

Última hora

El Gobierno francés quiere instaurar el polémico IVA social

Leyendo ahora:

El Gobierno francés quiere instaurar el polémico IVA social

Tamaño de texto Aa Aa

El objetivo es subir el tipo del impuesto sobre el valor añadido y compensarlo reduciendo las cotizaciones sociales de las empresas.

El problema es que una subida del IVA afectará a todos los consumidores lo que reducirá el poder adquisitivo de los franceses. Una medida que pocos califican de social.

“Como consumidores si el IVA aumenta vamos a pagar los productos más caros lo que va a hacer bajar nuestro poder adquisitivo. No es una muy buena noticia, el año no empieza bien”, decía una ciudadana francesa en París.

El Gobierno de Sarkozy aduce que esta política abaratará los costes de las empresas lo que convertirá los productos franceses en más atractivos a la exportación y hará más competitiva la economía gala.

“Estamos viviendo una crisis sin precedentes que tiene consecuencias económicas, presupuestarias y fiscales tanto a nivel nacional como europeo. Tenemos que tener en cuenta todas las consecuencias. Debemos reducir los costes laborales, los impuestos y las cargas que pesan sobre las empresas. El objetivo no es el IVA social, no se trata de un proyecto político, se trata de mejorar la competitividad”, declaraba el ministro francés de Finanzas, François Baroin.

La medida que se presentará a los agentes sociales el 18 de enero llega en mal momento pues el consumo en Francia bajó en noviembre un 2,1% en relación al año anterior.