Última hora

Última hora

Sigue el culebrón de los implantes mamarios de PIP

Leyendo ahora:

Sigue el culebrón de los implantes mamarios de PIP

Tamaño de texto Aa Aa

En Australia se calcula que hay al menos 4.500 afectadas por estas prótesis. El organismo de control del consumidor del país se reunirá con expertos para dictar unas recomendaciones a las mujeres que los portan.

Mientras, varias de ellas preparan a través de un bufete de Adelaida, en el sur, una demanda colectiva, tal y como explica su abogado: “La razón para esto es que estamos tratando con un producto con un considerable número de mujeres en Australia que se podrían ver afectadas”.

La empresa PIP, ya desaparecida, fue acusada de fabricar implantes de mala calidad, con un gel no médico y muy susceptibles a la rotura.

El el mundo hay unas 300.000 mujeres que se han sometido a cirujía con prótesis PIP.

Ahora bien, se plantea el problema de qué hacer con ellos, si extirparlos o mantenerlos, y sobre todo a quién correponde pagar.

“Es muy pronto para decir cómo vamos a lidiar con los muchos miles de pacientes. Creo que si estas vuelven a los cirujanos que las trataron lo ideal sería que se las asesorara, se sometieran a algún tipo de escáner y ciertamente si hay evidencias de rotura o de debilitamiento en esos implantes, entonces las compañías que han provisto de esos implantes e incluso los cirujanos tienen el deber moral y ético de ayudar a esos pacientes”, dice un cirujano plástico.

Las autoridades británicas esperan publicar esta semana un informe fiable sobre estas prótesis. Se estima que 40.000 mujeres en el país podrían verse afectadas por estos implantes.