Última hora

Última hora

Vetar el petróleo iraní: un castigo difícil de aplicar

Leyendo ahora:

Vetar el petróleo iraní: un castigo difícil de aplicar

Tamaño de texto Aa Aa

Vetar la compra de petróleo iraní. Washington se congratula de la medida y Teherán minimiza el alcance de las sanciones, pero en cualquier caso, el acuerdo de principio alcanzado por los 27, será difícil de aplicar.
 
Ya desde el principio el proyecto topó con la férrea oposición de algunos de los Estados Miembros de la Unión que se verán más afectados por la medida. Es el caso de Grecia, que por voca de su ministro de Exteriores acabó cediendo pero sin ocultar su preocupación.
 
 
“Hemos discutido el asunto y las dificultades que se están creando debido a la situación en Irán y nuestra opinión es que todas estas cuestiones deben ser estudiadas de forma cuidadosa y coordinada”
 
 
 
Irán debe el 60% de sus ingresos al petróleo, del que también se beneficia ampliamente Europa.
 
El Viejo Continente importa el 18% del crudo iraní. Italia, Grecia, España y Bélgica son los principales clientes del oro negro persa.
 
Privarse de ese petróleo implicaría la búsqueda de otras fuentes de suministro en Libia o Arabia Saudí, por ejemplo. Pero el aumento de precios sería inevitable. Irán avanza la cifra de 200 dólares barril y afirma que la maltrecha economía mundial no soportaría un aumento semejante y que por tanto, los que más perderían con esta situación no serían los iraníes.
 
 
Ramin Mehmanparast. Portavos del ministerio de Exteriores iraní:
 
“De todas formas, los más perjudicados por el embargo de petróleo iraní serían los países occidentales”
 
 
 
El segundo país productor de la opep que en las últimas décadas ha diversificado su clientela, asegura que la alternativa evidente es volverse hacia los países asiáticos.
 
Extremadamente dependientes del petróleo iraní, es muy improbable que decidan unirse al embargo.
 
 
Jonathan Barratt. Experto en mercados:
 “Va a ser una forma de diplomacia interesante, porque economías como la de India, China y Japón, probablemente tendrán descuentos en los precios de las importaciones de petróleo iraní, dado que el régimen de Teherán tiene que vender el petróleo, y por otro lado, Estados Unidos y otras naciones estarán ahí intentando presionarles para que se abastezcan energéticamente en otros mercados“ 

 
 
 
 
 
Aunque las autoridades iraníes afirman que las sanciones no tendrán efecto real, han dado muestras de cierto nerviosismo en los últimos días, amenazando con cerrar el estrecho de Ormuz, un canal estratégico para el tráfico marítimo
por el que transita el 40% del petróleo mundial.
 
 
¿Farol o amenaza real y concreta? lo que es evidente es que interrumpir las importaciones de petróleo iraní tendría enormes repercusiones dentro y fuera de Teherán.