Última hora

Última hora

¿Es el extremismo islámico un problema real en Europa?

Leyendo ahora:

¿Es el extremismo islámico un problema real en Europa?

Tamaño de texto Aa Aa

Con la ayuda del PEJ – Parlamento Europeo de Jóvenes

Masha. Estudiante francesa:
“Soy Masha, tengo 21 años y soy francesa. Me gustaría saber si cree que el extremismo islámico representa un problema real en Europa.

Michaël Privot. Director de ENAR, Red Europea contra el Racismo:
“Los informes publicados por Europol sobre la amenaza terrorista desde 2006, muestran que de 2.150 atentados cometidos en Europa, el 0.5% han sido cometidos por extremistas musulmanes, es decir, diez de esos atentados para ser exacto.

Es importante ver basándose en esas cifras, qué porcentaje de recursos se han utilizado para controlar esa amenaza.

En realidad, el 50% de los medios para luchar contra el terrorismo en Europa se han usado para combatir el 0,5% que representa el llamado terrorismo islámico.

¿Cómo justificar semejante desproporción entre la amenaza real y los medios que justifica esa amenaza?

Hay que tener en cuenta el contexto político: desde los atentados en Londres y Madrid, los políticos viven con el temor de un ataque en sus circunscripciones, por tanto no escatiman medios para mostrar que controlan la situación.
También hay que remitirse al contexto económico, en el que actualmente vemos que la lucha contra el terrorismo, sobre todo contra el terrorismo islámico, moviliza cientos de miles de empleos en Europa, ya sea en los sectores públicos, las fuerzas del orden, los servicios de seguridad, pero también las oficinas privadas que se benefician ampliamente de este maná, y todo esto, evidentemente, en un contexto en el que el musulmán se percibe como absolutamente diferente, como una amenaza para nuestra civilización y nuestros valores.

Ahora lo que nos interesa especialmente es ver el impacto que tiene todo esto en las comunidades. Actualmente podemos decir que las comunidades minoritarias, especialmente musulmanas, son víctimas por partida triple de este estado de cosas.

En primer lugar porque son designadas y percibidas por las sociedades mayoritarias como chivos expiatorios, como esas minorías por las que llegan los problemas.
En segundo lugar, dado que hay tal desproporción de medios, los musulmanes, los jóvenes musulmanes en particular, son sometidos a una vigilancia especialmente intensa por parte de las fuerzas del orden.
En tercer lugar, debido a que las fuerzas del orden concentran la mitad de sus efectivos en la lucha contra el terrorismo islamista que no representa prácticamente nada, no se ocupan de amenazas mucho más graves como el terrorismo de extrema derecha como acabamos de constatar en Alemania, o recientemente en Italia, del que son víctimas las comunidades musulmanas, los negros, los gitanos y también las comunidades judías.

Creo que ha llegado el momento de aprender la lección que se desprende de este estado de cosas, de volver al sentido común y cambiar radicalmente, si se puede decir así, la política de los Estados Miembros a ese respecto”

Si usted también desea hacer una pregunta acuda a nuestro sitio Internet en esta dirección.